Roadster de pura raza 

Mazda MX-5 2.0: diversión segura, segura diversión

10.09.2015 | 18:42
Mazda MX-5 2.0: diversión segura, segura diversión
Mazda MX-5 2.0: diversión segura, segura diversión

Nos subimos a la versión descapotable del Mazda MX-5, equipada con el motor de 155 CV para comprobar si transmite las sensaciones que promete sobre el papel.

Mi querido amigo Juan Prada sostiene que un verdadero automóvil debe de tener una serie de premisas irrenunciables: tracción trasera, pesar menos de 1.000 kilos, tener motor central y poder tocar el suelo desde el asiento.
El nuevo Mazda MX-5 cumple todos los requisitos impuestos por mi amigo Juan: el modelo con motor 1.5 no llega a los mil kilos, aunque con el motor ´gordo´ los sobrepasa ligeramente. Es tracción trasera, motor central delantero y podemos tocar el suelo desde el asiento. Con estos mimbres creo que tenemos un buen cesto.
Pero empecemos por el principio. El nuevo MX-5 presenta una línea más dura que los anteriores modelos, aunque conserva las medidas de anteriores generaciones. Presenta un diseño más anguloso pero con líneas fluidas y muy poco recargadas. A destacar las preciosas llantas que monta. Para mi gusto la antena de la radio es lo único que rompe el conjunto.
El interior está bien hecho y es agradable y da sensación de buen ajuste, a destacar la capacidad de la guantera central trasera. Los asientos opcionales con altavoces incorporados son una buena opción, ya que son cómodos, sujetan muy bien y mejoran sensiblemente el equipo de sonido. La pantalla se ve perfectamente a la luz del día y el cuadro de instrumentos es de fácil lectura. Como puntos negativos destacar una protuberancia en el suelo del pasajero necesaria para alojar el catalizador y una visera parasol de aspecto bastante rústico. El freno de mano es clásico de palanca, aunque el coche equipa control de arranque en cuesta.

Por fin nos subimos y encontramos una postura de conducción baja, el volante solo es regulable en altura pero cae perfectamente en mis manos, yo mido 1.75 y el asiento se situaba casi al final del recorrido, con lo que supongo que una persona alta no irá excesivamente cómoda. El volante tiene el diámetro correcto, si fuera un poco más grueso sería perfecto para mi gusto. El cuadro se ve bien y el climatizador se ajusta con facilidad. Una vez colocados la postura de conducción es muy buena. Poner el brazo en el marco de la puerta es complicado e incómodo, lo cual, para mí, supone un punto a favor.

El MX-5 en marcha

Por fin arranco, y recibo una grata impresión: el sonido es perfecto. El escape de salidas dobles emite un sonido ligeramente bronco, pero en absoluto estruendoso o molesto: no llamarás la atención por el ruido, pero te garantizo que más de uno se girará para saber qué coche emite ese sonido.

Inserto la primera velocidad y me llega otra muy buena impresión: La caja de cambios es de recorridos cortos pero muy bien delimitados, da gusto jugar con ella. Salvando las distancias me recuerda terriblemente la del Honda NSX.

La dirección es eléctrica, pero está muy bien conseguida, el conjunto del coche es delicioso, y por ciudad se desenvuelve perfectamente. Puedes llevarte este coche a la oficina y callejear con total tranquilidad. La capota es de accionamiento manual, pero todo el trabajo es soltar un pasador y replegar o desplegar la capota. En cinco segundos la pones o la quitas.

El motor de dos litros y 155 caballos es suave y progresivo. Con esta motorización el coche se mueve con soltura y tiene unos consumos muy contenidos.

Mazda nos tenía preparada una ruta de carreteras secundarias para poder probar el coche ´en su salsa´ y he de decir que aquí vino la confirmación de todo lo que anteriormente presagiábamos al tomar contacto con el coche.

El MX-5 no está pensado para correr, está pensado para ser conducido independientemente de la velocidad a la que vayas. No necesitas ir a todo trapo para disfrutar de la conducción en estado puro. El chasis soporta perfectísimamente los requerimientos del motor. La disposición del motor, por detrás del eje delantero, la tracción trasera y el poco peso hace que el coche se mueva inmediatamente como por telepatía. La caja de cambios aporta lo suyo al placer de conducción que proporciona este coche, aunque el pomo es un poco áspero al tacto. Los desarrollos del cambio son perfectos para una carretera sinuosa, con una tercera perfecta para enlazar curvas con el motor a un régimen de giro adecuado.

La carretera serpentea y la diversión no cesa. No vas rápido ni en absoluto jugándote la vida, incluso a velocidades ´legales´ la diversión está asegurada. Empiezo a mirar el reloj para saber cuanto tiempo me queda de prueba. Apago la radio, ese escape hay que escucharlo en todo su esplendor.

De verdad, el coche es muy divertido y con unos márgenes de seguridad elevados. Decido pisar un poco más el acelerador, y en medio de una curva cerrada a derechas me encuentro un estupendo bache seguido de un ´huevo´ hacia arriba en el asfalto: ´Hale, ahora la trasera va y me adelanta´ pienso, pero la zaga del MX5 absorbe la irregularidad sin inmutarse, el coche sigue perfectamente la trayectoria indicada.

Los frenos están a la altura, ya que el poco peso del coche hace que no tengan un trabajo excesivo, además el pedal es muy dosificable. Por cierto, la disposición de los pedales es muy buena.

Salimos de la zona de curvas y entramos en una autopista. Aquí el MX-5 no está muy en su ambiente, incluso con la capota puesta el coche es ruidoso debido más a los ruidos aerodinámicos que al motor. Pero este coche no está hecho para ir por autopista, está hecho para ser conducido en carretera. Ya hay algún navegador que te busca las carreteras mas divertidas en un trayecto determinado. Obligatorio comprárselo con el MX-5.

Aunque no creo que sea un factor determinante en este coche encima el consumo es muy moderado, nos movimos alrededor de los siete litros durante toda la prueba, teniendo en cuenta que siempre fuimos jugando con el cambio, sin buscar buenos consumos.

En resumen: un coche divertido, seguro, barato de mantener y bonito, con unos precios entre 24.000 y 28.000 euros aproximadamente. Con un montón de cosas buenas, mucho equipamiento y muy pocas cosas a mejorar. Además conserva el espíritu de los roadsters de pura raza. Si alguien quiere empezar en el mundo de los pequeños roadsters y de los deportivos puros, sin duda este es el mejor comienzo. El Mazda le proporcionará mucha diversión y en ningún momento el conductor se verá sobrepasado por el coche.

Además de esta prueba, puedes leer las impresiones del coche en el apartado ´Automecánica Fácil´ para poder informarte sobre aspectos técnicos y de mantenimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Coches Eléctricos

Rimac Concept_One, el nuevo súper deportivo eléctrico de 1.088 CV
Rimac Concept_One, el nuevo súper deportivo eléctrico de 1.088 CV

Rimac Concept_One, el nuevo súper deportivo eléctrico de 1.088 CV

El Salón de Ginebra contará con la presencia del Rimac Concept_One, un súper deportivo eléctrico...

Concept Velántur, el eléctrico español

Concept Velántur, el eléctrico español

El fabricante español Velántur Cars presenta un prototipo de coupé deportivo eléctrico que...

Nuevo seguro para coches eléctricos

Nuevo seguro para coches eléctricos

Línea Directa, compañía aseguradora, ha lanzado al mercado un nuevo seguro único para coches...

Sunnyclist, el primer vehículo solar griego, busca financiación

Sunnyclist, el primer vehículo solar griego, busca financiación

Un grupo de jóvenes ingenieros de la isla de Creta están decididos a fabricar el primer vehículo...

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Mazda.
Precios del Mazda MX-5 Diesel, gasolina, híbridos, eléctricos...

Salón del Automóvil de París 2016

Infiniti QX Sport Inspiration: directo a por el trono
Infiniti QX Sport Inspiration: directo a por el trono

Infiniti QX Sport Inspiration: directo a por el trono

El QX Sport Inspiration presentado en el Salón de París es mucho más que un ejercicio de estilo;...

Porsche 911 GT3 Cup: sólo para circuito

Porsche 911 GT3 Cup: sólo para circuito

En el Salón de París también hay hueco para los coches de carreras, como es el caso de esta...

Salón del Automóvil de París 2016: todas las novedades

Salón del Automóvil de París 2016: todas las novedades

El Salón del Automóvil de París es la gran fiesta de los aficionados a las cuatro ruedas. En...

BMW Concept X2: un SUV coupé diferente

BMW Concept X2: un SUV coupé diferente

La gama X de BMW recibirá un nuevo miembro en un futuro no muy lejano. Su nombre será X2 y estará...

Nissan Micra 2017: punto y aparte

Nissan Micra 2017: punto y aparte

La quinta entrega del urbano de Nissan llegará en marzo de 2017 con una estética completamente...

Honda Civic Type R Concept: fuerza bruta

Honda Civic Type R Concept: fuerza bruta

Honda ha desvelado en el Salón de París el Civic Type R Concept, un prototipo que muestra con...


Servicios

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 
 
Otros medios del grupo:     logo Luike | logo formulamoto |Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal