Prueba

Mitsubishi Outlander 220 DI-D 150 CV

07.01.2014 | 16:13
Mitsubishi Outlander 220 DI-D 150 CV
Mitsubishi Outlander 220 DI-D 150 CV

La tercera generación del Outlander es en realidad un rediseño profundo de la segunda entrega de este todocamino familiar japonés que introduce mejoras tanto dinámicas como de habitabilidad.

El primer Outlander salió al mercado en 2001 con el nombre de Airtrek, si bien no desembarcaría en nuestro mercado hasta dos años después, ya con su "todoterrenero" nombre definitivo. Aquella generación carecía de motor diésel, y tampoco tenía siete plazas, unas buenas prestaciones –hasta la llegada del motor 2.0 turbo de gasolina– ni un precio competitivo, por lo que su presencia en el mercado fue marginal.

La segunda entrega comenzó a producirse en 2005, aunque no llegó a Europa hasta dos años después. Creció lo justo y necesario para incorporar una incomodísima tercera fila de asientos –sin mullido y sin apenas espacio–, introdujo el imprescindible motor diésel –el mismo 2.2 de PSA que actualmente montan varios modelos de Land Rover–, contó con hermanos mellizos tanto de Peugeot como de Citroën y se fabricó en Holanda, lo cual permitía ofrecer una gama más amplia. Rediseñado profundamente a finales de 2010, el segundo Outlander consiguió superar las 12.000 unidades matriculadas a lo largo de los seis años en los que ha estado a la venta en nuestro país, una cifra nada despreciable.


Asimétrico. El salpicadero es completamente diferente al de la anterior generación. Las versiones de tracción total van asociadas a los acabados intermedio (Motion) y superior (Kaiteki), mientras que el básico (Challenge) es exclusivo de las variantes 4x2. La unidad probada y fotografiada corresponde al acabado Motion, que es el único que puede combinar el cambio manual y la tracción total. Los materiales resultan algo pobres, mientras que sus ensamblajes son buenos, en líneas generales, aunque nuestra unidad presentaba un desagradable crujido en el guarnecido que hay junto al apoyo del pie izquierdo.

Rediseño profundo

La tercera entrega de la saga no es tan revolucionaria como la anterior. De hecho, parte de la misma plataforma y conserva el diseño básico de las suspensiones y la transmisión, pero los ingenieros de Mitsubishi se las han arreglado para mejorar la habitabilidad conservando la batalla –que a la postre es la que determina hasta dónde puede retrasarse el montaje del asiento trasero– e incluso se han permitido modificar el comportamiento para hacerlo netamente más ágil; toda una sorpresa cuando nos ponemos a sus mandos y empezamos a circular con cierto dinamismo. Al volante, el Outlander es un coche muy japonés, con todo lo bueno y lo malo que esto entraña. La dirección está muy asistida y tiene unos topes bruscos, la suspensión no es muy blanda, pero tampoco firme, y es extrañamente más cómoda de lo que cabría esperar. Da la sensación de emplear más recorrido a igualdad de fuerza de compresión que otros todocaminos similares, como un Hyundai Santa Fe o un Toyota RAV4. Pero lo más sorprendente es que no hay subviraje en curvas en las que antes lo había. El tren trasero es una auténtica delicia. No se "espanta", pero tampoco aburre, y el control de estabilidad mantiene todo bajo control sin reprendernos constantemente por ir un poco ágiles.

Esta excelente puesta a punto dinámica se puede disfrutar también en pistas de tierra, donde el Outlander es bastante sensible a los cambios de presión en los neumáticos.

Motor vanguardista y discreto

Lamentablemente, este excelente bastidor va acompañado de un motor de rendimiento discreto, especialmente para tratarse de un 2.3. Se trata de un buen propulsor, muy moderno, desarrollado por Mitsubishi y emparentado con el 1.8 que monta el más compacto ASX. Es el primer diésel que introduce la distribución variable –en fase, no en alzada, y solo para las válvulas de admisión–, combinada con un turbo de geometría variable y los refinamientos habituales de la última generación de propulsores alimentados por gasóleo. Por eso nos sorprende que entregue solo 66 CV por litro y que a medio régimen parezca quedarse un poco falto de fuelle. Eso sí, sus consumos son de quitarse el sombrero, con una media homologada de 5,4 litros que en un uso real puede ser en torno a un litro superior, un valor formiodable para un siete plazas de casi 1,7 toneladas y tracción total.

La transmisión no supone ninguna innovación. La inmensa mayoría del tiempo circulamos con tracción delantera y una leve derivación de fuerza motriz al tren trasero –como comprobamos en el banco de rodillos, incluso al seleccionar el modo Eco, antiguamente rotulado como 2WD–, mientras que si las ruedas delanteras patinan, rápidamente dispondremos de más motricidad en las traseras; sencillo y bastante eficaz.

Banco de potencia

Potencia máx.
161,11 CV a 3.355 r.p.m.

Par máximo
455,16 Nm a 1.720 r.p.m.

El motor Mitsubishi 4N14 ha ofrecido una curva de par peculiar, con un rendimiento sobresaliente en baja, un buen medio régimen y una pendiente descendente muy prematura que le impide ofrecer la brillante cifra de potencia que por cilindrada y tecnología le correspondería. Sin duda, Mitsubishi no ha exprimido todo el potencial de este propulsor.
 

Conclusión

Si buscas un vehículo familiar con un agradable y económico motor diésel y ciertas capacidades motrices en entornos adversos, este Outlander es una excelente opción. No lo elijas si piensas en Mitsubishi como el fabricante del Montero, el L200 o el ganador de 12 raids Dakar, porque este 4x4 es mucho menos aventurero.

 

Ficha Técnica

 

Mitsubishi Outlander 220 DI-D

Motor

Tipo

Diésel, 4 cilindros en línea

Posición

Delantero, transversal

Distribución

4 válvulas por cilindro. Dohc

Cilindrada

2.268 cm3 (86 x 97,6 mm)

Alimentación

Inyección directa por conducto común, turbocompresor vgt e intercooler

Compresión

14,9:1

Potencia máx.

150 cv (110 kw) a 3.500 r.p.m.

Par máximo

380 nm (38,77 kgm) a 1.750-2.500 r.p.m.

Transmisión

Tracción

Tracción delantera con acoplamiento progresivo del tren trasero y controles de estabilidad y de tracción

Cambio

Manual de seis velocidades (opc. Automático, de 6 velocidades)

Embrague

Monodisco en seco (convertidor de par)

Grupo/reductora

N.d./no tiene

Chasis

Tipo

Carrocería autoportante

Suspensión delantera

Indep. Mcpherson con muelles, amortiguadores y barra estabilizadora

Suspensión trasera

Paralelogramo deformable con muelles, amortiguadores y barra estabilizadora

Dirección

Tipo

De cremallera, asistida eléctricamente

Diám. De giro

10,6 metros

Frenos

Del. Y detrás

Discos ventilados/discos

Ayudas

Abs, bas y ebd

Dimensiones y pesos

Long./anch./alt.

4.655/1.800/1.673 mm

Batalla

2.670 mm

Vía del./tras.

1.540/1.540 mm

Peso (m.o.m.)

1.714 kg

Depósito

60 litros

Maletero

145-519-1.625 litros

Ruedas

Llantas

Aleación, de 18"

Neumáticos

225/55-18

Prestaciones

Velocidad máx.

200 km/h (aut. 190 km/h)

0 a 100 km/h

10,2 s (aut. 11,7 s)

Consumo

Consumo

4,7/5,4/6,5 l/100 km (aut.: 5,1/5,8/7,1 l/100 km)

Autonomía

1.111 km (aut. 1.034 km)

Emisiones co2

140 g/km (aut. 153 g/km)

Fíjate en: El motor no ofrece una potencia elevada, pero sí un par máximo acorde con sus 2,3 litros de cilindrada, que le permite usar un desarrollo en sexta velocidad equivalente a 58,6 km/h cada 1.000 r.p.m. Ello, unido a la distribución variable y al sistema de parada y arranque, permiten obtener consumos brillantes.

Equipamiento

 

Outlander

Confort y lujo

Acceso y arranque sin llave

Asientos del. Eléct./calefact.

Kaiteki

Climatizador bizona

Conexión aux/usb

Cristales tintados

Llantas de 19"

No

Pack fumador

No

Pintura metalizada

495 €

Radio cd mp3 con 9 altav.

Tapicería de cuero

Kaiteki

Techo solar panorámico

Kaiteki

Volante y pomo de cuero

Volante multifunción

Volante regul. Altura y prof.

Funcional

3.ª fila de asientos

Asistente arranq. Pendiente

Bluetooth

Cámara visión trasera

Control presión neumáticos

No

Control veloc. De crucero

Faros antiniebla delanteros

Faros de xenón/lavafaros

Freno de mano eléctrico

No

Navegador

Kaiteki

Ordenador de a bordo

Raíles en el techo

Rueda repuesto emergencia

Sensores aparcamiento tras.

Sensores de luz y lluvia

Toma de corriente de 12v

Seguridad

Abs, bas y ebd

Airbags front./lat. Y de cortina

Airbag de rodilla conductor

Alerta cambio de carril

Kaiteki

Anclajes isofix plazas tras.

Control estabilidad/tracción

Sí/sí

Control de crucero activo

Kaiteki

Inmovilizador electrónico

Mitigación colisión frontal

Kaiteki



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Coches Eléctricos

Salón de Ginebra 2016: Citroën e-Méhari Courreges Concept
Salón de Ginebra 2016: Citroën e-Méhari Courreges Concept

Salón de Ginebra 2016: Citroën e-Méhari Courreges Concept

Citroën presentará en el Salón de Ginebra este Méhari eléctrico dedicado al recientemente...

Un remolque que aumenta la autonomía del vehículo eléctrico

Un remolque que aumenta la autonomía del vehículo eléctrico

El mercado de coches eléctricos sigue creciendo y ante la inmensa demanda, la compañía Nomadic...

El DS E-Tense, nuevo prototipo eléctrico de DS

El DS E-Tense, nuevo prototipo eléctrico de DS

La firma premium francesa presentará en el Salón de Ginebra el E-Tense, un protitipo de coupé...

Así será la gama del Hyundai Ioniq

Así será la gama del Hyundai Ioniq

El que será gran rival del Toyota Prius y que se presentará en el Salón de Ginebra ya ha desvelado...

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Mitsubishi.
Precios del Mitsubishi Outlander Diesel, gasolina, híbridos, eléctricos...

Servicios

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 
 
Otros medios del grupo:     logo Luike | logo formulamoto |Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal