LiFePO4… o por qué la batería de los generadores solares de Bluetti dura más

Batería Bluetti
LiFePO4… o por qué la batería de los generadores solares de Bluetti dura más
Javier Jiménez
Javier Jiménez
A continuación, analizamos las principales ventajas que ofrece la tecnología LiFePO4 que emplea el especialista Bluetti en su gama de generadores y estaciones de carga portátiles.

Para descubrir los dos primeros lanzamientos de Bluetti tenemos que retroceder en el tiempo hasta el año 2019. Fue entonces cuando el especialista estadounidense presentó los generadores solares EB150 y EB240. Teniendo en cuenta la fuerte demanda de estos productos y las necesidades de sus clientes, un año más tarde la marca inició una campaña de crowdfunding en la plataforma Indiegogo para desarrollar una de las estaciones de carga portátiles más interesantes del mercado, el AC200. En apenas dos meses, este proyecto consiguió recaudar cerca de 7 millones de dólares. Una importante inversión que se traduce directamente en una serie de mejoras notables en su gama de productos.

Desde entonces, Bluetti ha estado a la vanguardia de la innovación tecnológica. En este sentido, las baterías de iones de litio que montan los generadores de la marca recurren a un compuesto químico llamado LiFePO4, que ofrece un excelente funcionamiento electroquímico, una baja resistencia interna y es uno de los materiales catódicos más seguros y estables del mercado. A continuación, analizamos las ventajas que proporciona esta solución.

¿Qué son las baterías LiFePO4?

bateria bluetti

El LiFePO4, también conocido como LFP, es un compuesto químico que significa litio ferro-fosfato y fue acuñado por primera vez en 1996. Su principal aplicación tiene que ver con el mundo de las baterías, debido a que este compuesto ofrece un destacado rendimiento electroquímico. Frente a las baterías tradicionales de iones de litio, NCA o NCM, que en los casos más extremos pueden llegar a incendiarse e incluso explotar, los modelos de Bluetti dotados con LiFePO4 destacan por su elevado grado de seguridad y estabilidad térmica.

En un entorno experimental y, después de someter a las baterías LFP a diferentes pruebas de seguridad como el punzamiento o la exposición a altas temperaturas, el equipo técnico de la marca tan sólo extrae que este tipo de pilas emiten un ligero humo sin ninguna llama visible. Por lo tanto, las baterías LFP son mucho menos sensibles a las altas temperaturas. Esto reduce las posibilidades de sufrir problemas de sobrecalentamiento o incluso, el incendio o la explosión de las celdas.

Además, las baterías LiFePO4 no son tóxicas y no contaminan, lo que las convierte en una opción respetuosa con el medio ambiente. Por el contrario, las baterías NCA y NCM contienen metales nocivos como níquel, cobalto y manganeso, cuya extracción causa daños al medio ambiente.

¿Cómo funcionan las baterías LiFePO4?

En esencia, una batería LFP está formada por los siguientes componentes: un electrodo positivo, un electrodo negativo, electrolito, separador, óxido metálico de litio, grafito, sal de litio y una membrana de carga de polímero. Durante el proceso de carga, los iones de litio se liberan del electrodo positivo y se mueven hacia el electrodo negativo. Lo hacen a través del electrolito. Por el contrario, cuando se aplica una carga de energía a la batería, se obtiene una reacción opuesta. En este proceso se genera la corriente eléctrica, que se agota cuando todo el litio se aloja descargado en el electrodo negativo. Cuando eso ocurre, es posible introducir electricidad desde el exterior para recargar la batería.

¿Por qué elegir baterías de LiFePO4 en lugar de baterías de litio-ion NCA/NCM?

Como decíamos, las baterías LiFePO4 son más seguras que las baterías NCM por su estabilidad térmica y química, lo que las hace menos propensas a explosiones o incendios. De este modo, resultan ideales tanto para  el uso doméstico como para la vida aislada de la red eléctrica.

Bluetti ha elaborado una tabla que nos permite comparar las ventas de este compuesto químico frente a las tecnologías que utilizan otras marcas como Jackery (baterías de iones de litio) o Ecoflow (baterías NCM).

FabricanteCompuesto químicoCapacidadCiclos de vidaPrecio
BluettiLiFePO4 2,000 Wh3,500$1,799
JackeryLithium-Ion1,534 Wh500$1,599
EcoflowNCM2,016 Wh800$1,899

A la hora de adquirir una estación de carga portátil, no solo debemos fijarnos en el precio de venta. También debemos tener en cuenta la capacidad de almacenamiento del producto, así como el número de ciclos de vida útil. En función del modelo elegido, las baterías de LiFePO4 de Bluetti pueden llegar a alcanzar entre 3.000 y 5.000 ciclos. Digamos que si se emplean 4 KWh al día en una estación de energía de 2000 Wh con paneles solares conectados, la batería de litio-ion NCA/NMC aguanta casi un año con 2 ciclos al día mientras que la batería de litio ferro-fosfato te ofrece al menos 4 años. 

Batería Bluetti

¿Por qué las baterías LiFePO4 son las más indicadas para los generadores solares?

Cuestiones como la ligereza, vida útil, alto grado de eficiencia, sencillo mantenimiento, seguridad y resistencia a altas temperaturas, posicionan a la tecnología LFP como la mejor alternativa a la hora de elegir un generador solar. Como ya te hemos contado en más de una ocasión, la oferta de Bluetti incluye opciones muy interesantes como las estaciones de carga portátiles AC300 y AC200 Max.