Ya en 2012 con el 4C

Qué planes tiene Alfa Romeo al otro lado del charco

Qué planes tiene Alfa Romeo al otro lado del charco
Autofacil
Autofacil


Durante los primeros compases de la vida de la marca en E.E.U.U., el único modelo que se vendería es el 4C, un coupé de edición limitada. El lanzamiento del 4C, un coupé biplaza turbo de 250 CV semejante a un 8C encogido, se produciría prácticamente por las mismas fechas en todo el mundo. Eso sí, aunque los estadounidenses podrán adquirir uno en diciembre de 2012, los vehículos no llegarían a sus propietarios hasta 2013. Alfa Romeo espera vender 5.000 unidades al año del 4C en todo el mundo: En la actualidad, Alfa ya vende allí algunas unidades del 8C, pero lo hace a través de la red de concesionarios de Maserati.

Marchionne pretende vender 500.000 Alfas en todo el mundo para 2014, 85.000 de ellos en Estados Unidos. Los planes de la marca en los próximos años comienzan por el 4C que, como acabamos de comentar, será el encargado de hacer que Alfa regrese al nuevo continente. A continuación, en 2013, llegaría un Giulietta renovado, que podría ver modificada su plataforma para adaptarse a los gustos norteamericanos y permitir así que la utilicen Chrysler, Dodge o incluso Jeep.

El siguiente será el Giulia, relevo del 159 en el que Alfa se está empleando a fondo para dar en el clavo, dado el éxito más que discreto de su predecesor. Su fecha de lanzamiento no está clara todavía -2013 o 2014-, si bien el familiar será posterior. Lo que sí se ha anunciado es que será un modelo de fabricación estadounidense.

En la lista de tareas de la marca encontraremos también un roadster del que aún no se ha decidido nada, pero que recuperaría el espíritu del Spider, un crossover que, si bien se produciría en Mirafiori, tendría los ojos puestos en el mercado americano, y una gran berlina en 2014 para la que se alargaría la plataforma del Giulia. Fiat ha dado la espalda a los planes de fabricar un SUV o incluso una versión del Grand Cherokee bajo la marca Alfa Romeo.

Y se atreven con el 500

Puede que hasta ahora solo hayamos visto a un par de «gemelos» como fruto de la unión entre Chrysler y Fiat: El  Chrysler 300C se llamará Lancia Thema en su versión italiana, repitiendo lo que ya sucede con el Dodge Journey y el Fiat Freemont. Pero la decisión más controvertida sin duda es la de enviar el 500 a Estados Unidos.

Ahora Marchionne tendrá que asegurarse de que el plan sea un éxito, ya que recientemente los distribuidores estadounidenses de Fiat han reconocido que no será posible llegar a vender las 50.000 unidades del 500 que el conglomerado italiano pretendía. El problema está en los concesionarios, pues Fiat quiso abrir una red propia para no mezclar un coche pequeño europeo con los Dodge y los Chrysler, pero en estos momentos muchos de esos puntos de venta están sufriendo problemas económicos que les impiden arrancar.