Por quinto año consecutivo, la marca británica luchará por la victoria en las 24 Horas de Nürburgring, cuya edición 2010 se desarrollará en el mítico circuito de Nordschleife entre el 15 y el 16 de mayo. La verdadera novedad será la presencia del nuevo Aston Martin Rapide, que abandona el confort y el lujo de su variante de calle para adaptarse a las especificaciones de la prueba.

El Aston Martin Rapide estará en las 24 Horas de Nürburgring

aston rapide 02
El Aston Martin Rapide estará en las 24 Horas de Nürburgring
Autofacil
Autofacil


Aston Martin Rapide

Ligeros retoques
En realidad, podemos ver que los cambios son mínimos con respecto al modelo de producción. En concreto, se han eliminado los paneles interiores para aminorar el peso, se ha retocado las suspensiones, se han montado ruedas lisas y se han introducidos algunos avances encaminados a mejorar la seguridad, como la jaula antivuelco o los sistemas de extinción de incendios.

El propio CEO de la compañía, Ulrich Bez, será el encargado de dirigir el equipo del Rapide, que estará acompañado de varios V8 y V12 Vantage.

Si bien esta elegante berlina deportiva de cuatro puertas está pensada para ofrecer espacio y exclusividad al margen de los circuitos, será interesante comprobar cómo se comporta en esta exigente prueba de resistencia. Su motor V12 de 470 CV promete un buen rendimiento, aunque de buen seguro quedará lejos del V12 Vantage, que disfruta de 40 CV más y acelera casi un segundo más rápido. Lo que sería realmente interesante es un duelo en pista con el Porsche Panamera, uno de sus principales rivales en el mercado, ¿llegará ese momento?