Aprovechando los 100 años de BMW

Los 5 coches más icónicos de BMW

17 Los 5 coches más icónicos de BMW
Los 5 mejores BMW de la historia
Victor Delgado
Victor Delgado
El 7 de marzo de 1916 se fundó la marca BMW: a modo de felicitación, repasamos sus 5 modelos más representativos e icónicos.


Un día como hoy hace 100 años se fundaba en la ciudad alemana de Múnich el fabricante de motores de avión Bayerische Flugzeugwerke, más conocido hoy en día como BMW -y por su influencia en el sector automovilístico, y no de la aviación-. Consolidado como marca premium de vehículos en todo el mundo y referente en la industria actual por creaciones tecnológicas tan impresionantes como el nuevo BMW Serie 7, repasamos 5 de los modelos que han marcado su historia por su representatividad.

BMW M3 E30

BMW M3 E30

Cualquier amante de los coches que se precie sabe que uno de los modelos más influyentes de la historia de la automoción es el BMW M3 E30. Primer M3, comenzó su comercialización en 1986 con un motor de 2.3 litros que desarrollaba 195 CV. Una relación peso-potencia de 7,1 kg/CV y su tracción trasera le han situado como uno de los referentes históricos de coches para disfrutar al volante. Con multitud de series especiales, su cotización puede alcanzar actualmente los 150.000 euros. Fue sutituido en 1996 por el BMW M3 E36.

BMW 507

bmw 507

Fabricado entre 1956 y 1960, el BMW 507 fue un deportivo descapotable que representó la vuelta de la marca después de un período complicado tras la Segunda Guerra Mundial. Presentado en el Salón del Automóvil de Nueva York en 1955, nació para rivalizar con el mítico Mercedes-Benz 300 SL ´alas de gaviota´. Para ello, contó con un propulsor V8 de 3.2 litros que rendía 150 CV, los cuales le permitían alcanzar una velocidad máxima de 217 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos.

BMW Isetta

BMW Isetta

Conocido generalmente por ser el coche del personaje de ficción Steve Urkel en la serie Cosas de Casa, el BMW Isetta se caracterizaba por el sistema de acceso al vehículo: contaba con una gran puerta frontal. Fue uno de los microcoches que más éxito tuvieron después de la Segunda Guerra Mundial, y aunque su diseño -que le valió para ganarse numerosos motes- era italiano, se fabricó en países como España, Alemania, Reino Unido, Francia o Brasil.

BMW M1

BMW M1

Producido a mano y solamente entre 1978 y 1971 por la división Motorsport, el BMW M1 -no confundir con el Serie 1M de la generación anterior a la actual- fue un deportivo desarrollado en colaboración con Lamborghini que equipaba un motor situado en posición central trasera. Se trataba de un bloque de 3.5 litros con 6 cilindros en línea que erogaba 273 CV, con los que podía alcanzar una velocidad punta de 260 km/h. Solo se fabricaron 456 unidades, lo que le convierte en un ejemplar bastante exclusivo.

BMW i8

bmw I8

Este deportivo híbrido fue presentado en el Salón de Frankfurt de 2009 como el prototipo Vision Efficient Dynamics. Aunque su producción en serie comenzó en 2014, ha servido para desarrollar otros modelos con la misma tecnología. Consta de dos motores eléctricos ubicados en el eje delantero y la caja de cambios -se alimentan de unas baterías de ión-litio de 5 kWh-, y uno de gasolina. Trabajando juntos entregan 362 CV de potencia, que le permiten alcanzar los 320 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. Consume 2,1l/100km.