4,96 metros de largo

BMW Serie 5 2021: ¡te presentamos el motor de 1.597 cm³!

BMW Serie 5
BMW Serie 5 2021: ¡te presentamos el motor de 1.597 cm³!
Pablo Gutiérrez
Pablo Gutiérrez
Ha llegado el día de mostrarte una de las versiones más especiales del BMW Serie 5. Bajo el capó encontramos un propulsor gasolina de baja cilindrada para conseguir la máxima eficiencia.  

En BMW ya están preparando el próximo Serie 5 2024, un modelo que llegará con un contenido tecnológico sensacional para enfrentarse rivales como el Audi A6, Jaguar XF, Lexus ES, Mercedes-Benz Clase E o el Volvo S90. Y es que la firma bávara no para tras los lanzamientos del BMW Serie 2 Coupé, el Serie 4 Gran Coupé -y su variante eléctrica i4– o el monovolumen Serie 2 Active Tourer (con mecánicas híbridas enchufables de hasta 326 CV). Por si no fuera suficiente, acaban de desvelar el BMW Concept XM y un aperitivo del BMW i7. 

Como has podido comprobar, hablamos de una ofensiva sin precedentes para conquistar a los usuarios y dar un paso de gigante en la electrificación de su gama. Aún con todo, no podemos olvidarnos de los productos disponibles actualmente, con excelentes alternativas como los míticos Serie 3 y Serie 5. 

La oferta de propulsores en BMW es una de las más interesantes de todo el mercado, algo que le ha otorgado numerosos galardones. En el caso de hoy, nos gustaría mostrarte uno de los motores más desconocidos del Serie 5, la berlina de lujo de 4,96 metros de largo con 530 litros de maletero. 

BMW Serie 5 interior

En España, el BMW 520i 2021 equipa un bloque dos litros turbo de 184 CV -290 Nm de par máximo entre 1.350 y 4.250 r.p.m.-, con el que acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, alcanza 235 km/h y consume 6,2 litros/100 km gracias al sistema de hibridación ligera -tiene la etiqueta ECO de la DGT-. 

Sin embargo, en Turquía, el BMW 520i es muy diferente al nuestro. Bajo el capó incorpora un propulsor gasolina de cuatro cilindros con 1.597 cm³ y una potencia de 170 CV entre 5.000 y 6.000 r.p.m. Esta variante transmite un par máximo de 250 Nm al eje posterior -entre 2.000 y 4.700 r.p.m.-, alcanza los 100 km/h desde parado en 8,3 segundos y registra una velocidad punta de 226 km/h. En lo que respecta a sus consumos, homologa un gasto combinado de 7,1 litros/100 km con unas emisiones de 162 g/km. 

En definitiva, según las cifras oficiales, este BMW 520i ofrece un rendimiento más que satisfactorio, y permite llegar a un mayor número de clientes. Además, en Mercedes-Benz se observa una estrategia similar en dicho segmento, con el E 200 d y su propulsor 1.6 diésel de 160 CV.  

 

BMW Serie 5

0 Comentarios