BMW M8: 625 CV a cielo abierto o en formato Coupé

competition 33g
BMW M8: 625 CV a cielo abierto o en formato Coupé
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz


El BMW Serie 8 ha pasado por las manos de BMW M para transformarse en un deportivo que combina el alto rendimiento con el lujo propio de este gran turismo, tanto en su versión Coupé como en la variante descapotable Cabrio.

BMW acaba de presentar el buque insignia de su gama más deportiva. Se trata del BMW M8 y llega con dos carrocerías, Coupé y Cabrio, para hacer las delicias de los amantes del lujo y el alto rendimiento. Las dos versiones del nuevo BMW M8 se distinguen del resto de la gama por su diseño específico, un equipamiento más completo de lo habitual, una puesta a punto más dinámica y un enorme motor V8 de 625 CV bajo su largo capó.

BMW M8 Cabrio

Por fuera, las modificaciones llevadas a cabo en la carrocería permiten optimizar el rendimiento aerodinámico y la refrigeración del propulsor y los frenos. Destacan las nuevas llantas de aleación de 20″, el difusor trasero con las cuatro salidas de escape integradas, el spoiler posterior o los retrovisores aerodinámicos pintados en negro.

En los M8 Competition, por su parte, el techo está reforzado con fibra de carbono (CFRP) y, opcionalmente, el paquete exterior M Carbon aporta un toque más deportivo al exterior recubriendo con CFRP las cubiertas de los retrovisores exteriores, las branquias M en las aletas, así como el difusor y el spoiler trasero.

Más información

BMW M8 Coupé

En el interior se combina el lujo con la deportividad. No faltan los elementos característicos de M, como los botones en rojo del volante M, la palanca de cambios específica, las molduras de fibra de carbono, los asientos deportivos o la información específica M en la instrumentación digital con pantalla de 12,3″ y el nuevo BMW Operating System 7.0.

Ajustes de chasis específicos

BMW M ha realizado los cambios necesarios en el chasis para dotarlo de una mayor rigidez; entre otras cosas, se ha optimizado la suspensión adaptativa con amortiguación controlada electrónicamente o la dirección M Servotronic con desmultiplicación variable. De igual manera que en los últimos BMW M, las versiones Competition cuentan con ajustes de chasis específicos -suspensión más firme, frenos más potentes, etc.- para ser todavía más rápidos.

De 0 a 100 km/h en poco más de 3 segundos

BMW M8 interior

Más allá de todos estos cambios, el gran protagonista de los nuevos BMW M8 Coupé y BMW M8 Cabrio es el motor V8 con tecnología M TwinPower Turbo que desarrolla 625 CV a 6.000 rpm y 750 Nm entre 1.800 y 5.800 rpm. Las versiones Competition incorporan un soporte de motor especial y, en todos los casos, el bloque biturbo de 4,4 litros se combina con un cambio automático M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic y un sistema de tracción total M xDrive en el que predomina el reparto de par al tren trasero.

Todos estos elementos permiten al BMW M8 Competition Coupé acelerar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y a la versión Cabrio en 3,3 segundos, mientras que las dos variantes tienen una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente, si bien puede ser de 305 km/h con el paquete opcional M Driver.
 

 

BMW Serie 8