Tiene propulsión híbrida y tracción total

BMW 225xe Active Tourer: primera prueba

BMW 225xe Active Tourer: primera prueba
Rogelio Camargo
Rogelio Camargo
Esta nueva variante del monovolumen bávaro presenta un peculiar esquema mecánico... con un funcionamiento satisfactorio.


A estas alturas ya no cabe duda de que los híbridos enchufables han llegado para quedarse. Cada vez son más las marcas que cuentan con alguno en su catálogo… y en algunas incluso vienen de dos en dos, como es el caso de BMW. A la par que la presentación del 330e, tuvimos las posibilidad de conducir el 225xe Active Tourer, cuyo sistema de propulsión presenta unas características bastante particulares.

¿En qué consiste? Como la mayoría de los modelos de este tipo, como el Audi A3 Sportback e-tron, se compone de un motor de gasolina –de tres cilindros y 1,5 litros– y otro eléctrico. Pero mientras en el A3 ambos van ubicados en el vano motor, en el 225xe el segundo se coloca en el eje trasero, con el objetivo de proporcionar tracción a estas ruedas. De este modo, estamos ante un modelo que puede funcionar con tracción total si las circunstancias lo requieren. Pero, además, cada propulsor es capas de actuar por separado, por lo que en ocasiones puede ser tracción delantera o, por el contrario, estar impulsado únicamente por el eje posterior. En conjunto, puede entregar una potencia máxima de 224 CV y un par de 385 Nm, que le impulsan a acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos, una cifra que cobra mayor dimensión si tenemos en cuenta que pesa 1.735 kilogramos. Por ejemplo, un 225i xDrive Active Tourer –con motor 2.0 de cuatro cilindros y 231CV-, que pesa 150 kg menos, realiza la misma maniobra apenas medio segundo más rápido.

BMW 225xe Active Tourer

BMW 225xe Active Tourer: habitáculo y maletero

El interior de este modelo apenas difiere del resto de las versiones de la gama. El cambio más visible es la aparición de un botón, ubicado en la consola central, que permite conmutar entre los tres modos de funcionamiento del sistema híbrido: Auto eDrive, Max eDrive y Save Battery. El primero gestiona de manera autónoma el funcionamiento de ambos propulsores, permitiendo alcanzar los 80 km/h en modo completamente eléctrico. El segundo fuerza la circulación con la energía procedente de la batería y solo funciona si la carga de la batería es suficiente; en esta modalidad, la velocidad máxima sin emitir contaminación se amplía hasta los 125 km/h; cuando la carga baja del 7%, no permite pasar de 55 km/h. Por último, el modo Save Battery mantiene la carga de la batería al 50% –si es inferior, utiliza el motor de combustión para recargarla–.

BMW 225xe Active Tourer

Los principales cambios no se ven a primera vista, aunque son bastante importantes. Por ejemplo, los asientos traseros están 3 cm más cerca del techo, debido a la ubicación de la batería, debajo de la banqueta. Además, esta misma circunstancia impide que estas mismas plazas puedan contar con regulación longitudinal. Por último, el maletero mantiene la capacidad estándar -400 litros-, pero pierde los 68 litros adicionales bajo el piso. Del mismo modo, el depósito de combustible ve reducido su volumen hasta los 36 litros.

BMW 225xe Active Tourer

BMW 225xe Active Tourer: así va

En el apartado dinámico, el 225xe presenta unas buenas cualidades. Curiosamente, aunque el peso es bastante mayor que el de un Active Tourer convencional, la ubicación de la batería permite obtener un reparto de masas más equilibrado que el resto de la gama. De esta forma, la conducción presenta un equilibrio y precisión poco comunes en este tipo de vehículos, y a ello se une la tradicional buena puesta a punto de la dirección. Mientras, el cambio automático de seis velocidades no es tan brillante como la transmisión de ocho relaciones que montan las versiones de cuatro cilindros, aunque su funcionamiento pasa bastante desapercibido gracias al empuje que proporciona la mecánica, algo rumorosa cuando se superan las 4.000 rpm.

Por último, el BMW 225xe tiene un precio de 39.500 euros, en los que no está incluida la ayuda del plan MOVEA, que en este caso se eleva a 3.700 euros -para modelos de entre 40 y 90 kilómetros de autonomía en modo eléctrico.

Ficha técnica

BMW 225 xe Active Tourer

  • Precio: 39.500 euros (-3.700 del plan MOVEA)
  • Motor: Gasolina, 1.5 turbo, 3 cil. en línea; propulsor eléctrico síncrono; 224 CV y 385 Nm
  • Cambio: Caja automática de 6 velocidades
  • Tracción: A las ruedas traseras
  • Prestaciones: 0 a 100 km/h en 6,7 seg.; vel. máx.: 202 km/h
  • Consumo: 2,0 l/100 km
  • Peso: 1.735 kg

LO MEJOR Y LO PEOR

+ Eficiencia en circulación urbana, precio interesante con plan MOVEA.

– Altura en las plazas traseras, consumo en carretera frente a un diésel.

 

BMW Serie 2 Active Tourer