Parece que está de moda eso de coger un modelo ya existente en un continente, cambiarle los logotipos y presentarlo bajo un nombre distinto en otros mercados. En Detroit veremos algunos prototipos que hacen precisamente eso, como el Chrysler Lancia, que no es más que un Delta camuflado, o este Buick, que lejos de presentar un diseño propio adopta el que ya conocemos en Europa en el Opel Insignia OPC.

Buick Regal GS, un Insignia OPC a la americana

buick regal gs 02
Buick Regal GS, un Insignia OPC a la americana
Autofacil
Autofacil


Buick Regal GS

Menos potente que el europeo
De momento, este Buick Regal GS es sólo un prototipo y General Motors no ha confirmado su producción, aunque si tenemos en cuenta que proviene de un modelo ya terminado y con buena acogida en Europa, no sería de extrañar que llegara pronto a los concesionarios norteamericanos con pocas variaciones. Lo que sí resulta extraño -y mucho más si sabemos que este modelo recoge el legado de los Grand Sport de Buick- que este Regal GS se conforme con un motor más pequeño que su hermano europeo. En concreto, monta un propulsor 2.0 de cuatro cilindros en línea turboalimentado con una potencia máxima de 255 CV y un par de 400 Nm, lejos de los 325 CV que eroga el V6 del Opel Insignia OPC que se comercializa en Europa.

Lo que sí mantiene es el sistema de frenos Brembo de 355 mm, las suspensiones independientes HiPerStrut y el control de tracción IDCS. También adapta el configurador de opciones de conducción, con tres modos distintos: normal, Sport y GS.