El trabajo fue hecho por Classic Motor Cars

Un Jaguar XK120 SE de 1954 se lleva el premio ‘Restauración del año’

1954 jaguar xk120 se by pininfarinaclassic motor cars ph justin leighton
Un Jaguar XK120 SE de 1954 se lleva el premio ‘Restauración del año’
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Classic Motor Cars ha recibido, por segunda vez, el premio 'Restauración del año' gracias a su trabajo con un Jaguar XK120 SE con carrocería de Pininfarina de 1954.


Invertir casi dos años y un total de 6.725 horas de trabajo a veces merece la pena. Classic Motor Cars (CMC) ha ganado el premio a la ‘Restauración del año’ por su increíble trabajo y dedicación en la completa restauración de un precioso y exclusivo Jaguar XK120 SE con carrocería de Pininfarina de 1954. Es la segunda vez que Classic Motor Cars se alza con este premio, tras el triunfo conseguido en el año 2011 con la restauración del Lindner-Nocker Lightweight. De esta forma, Classic Motor Cars tiene el honor de ser la única compañía que ha sido capaz de repetir galardón.

Éste Jaguar XK120 SE presenta una carrocería única diseñada por la compañía italiana Pininfarina. Fue entregado en 1954 al miembro del Salón de la Fama Automóvil Max Hoffman, un importador de automóviles europeos de lujo nacido en Austria, pero con base en Nueva York, que se inspiró en la producción y el refinamiento de varios vehículos. Se cree que Hoffman inspiró a Pininfarina a reinterpretar las formas del XK y luego lo dio a conocer en el Salón de Ginebra de 1955.

CMC compró el vehículo en 2015 a un caballero alemán que lo había comprado en los EE. UU. también con la intención de restaurarlo, pero nunca fue capaz. Durante la inspección para comenzar los trabajos, el equipo de expertos restauradores de Classic Motor Cars descubrieron que Pininfarina había utilizado el cuerpo XK original como base y que el anterior dueño había pintado el exterior y cubierto los asientos. Además, los restauradores se encontraron con otra serie de problemas debido a la antigüedad del vehículo.

Algunas de las piezas originales eran imposibles de encontrar, como los parachoques y otros detalles cromados, por lo que CMC las rehizo a mano a partir de fotografías. Además, los técnicos también tuvieron que escanear la parte delantera y trasera del automóvil para hacer simulaciones de las luces, que luego se reprodujeron. El coche tampoco tenía la ventana trasera y se utilizó la tecnología de escaneo 3D para crear una nueva a partir de los datos escaneados.

En cuanto al color, CMC descubrió una pequeña sección de pintura original y la combinó con el resto de la carrocería. Además, también faltaban muchos accesorios del interior como alfombrillas, el tapizado original… No obstante, al desmontar por completo el vehículo se encontraron varias muestras de material original que sirvieron para reproducirlo e imitar el diseño de serie.

Por último, el chasis fue una de las restauraciones más desafiantes jamás realizadas por CMC, que logró restaurar todos los aspectos del mismo, desde el cuerpo y la estructura únicos hasta la pintura, el recorte y los elementos mecánicos. «CMC está tremendamente agradecido al jurado por su reconocimiento de las habilidades y la destreza de nuestro equipo de especialistas que creó esta restauración», afirmó Nigel Woodward, Director General de Classic Motor Cars.

 

 

Jaguar XK