Case IH ACV: el tractor autónomo

01 case ih autonomous concept vehicle
Case IH ACV: el tractor autónomo
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
El tractor autónomo Case IH ACV hará su debut en Europa en el SIMA de París, el salón más importante de maquinaria agrícola de Europa.


El Case IH ACV es el primer tractor autónomo del mundo. El fabricante norteamericano, perteneciente al Grupo CNH Industrial, ve el tractor autónomo como solución para el futuro de la agricultura. Los ingenieros de Case han aplicado al mundo rural toda la tecnología de conducción autónoma que ya conocemos del mundo del automóvil, y han añadido nuevos elementos para conseguir la máxima precisión de trabajo.

El prototipo, diseñado por David Wilkie, ya ha sido probado con éxito y su funcionamiento es completamente autónomo, una vez que ha sido programado para que realice una serie de trabajos. El tractor se controla a distancia por su propietario, o por un técnico especializado, desde una tableta o un PC vía wifi. Una vez recibe las órdenes, el tractor se pone en movimiento y se guía con la información recibida a través de sensores láser y cámaras, empleando la tecnología LiDAR.

El tractor autónomo Case IH ACV optimiza su trabajo y la superficie de cultivo hasta un extremo imposible de igualar por el ser humano, por la precisión milimétrica de los movimientos y por su inagotable ritmo de trabajo. Una vez en funcionamiento, cuando encuentra un obstáculo en su recorrido, el Case IH ACV se detiene hasta recibir nuevas órdenes. Si es una roca o un árbol, simplemente los esquiva y sigue trabajando. En el caso de detectar un objeto extraño, como otro vehículo, un animal o una persona, el tractor se detiene automáticamente hasta que el campo de acción vuelve a quedar despejado.Tractor autónomo CASE

Por el momento, los dirigentes de Case no han facilitado la gama de precios del Case IH ACV, pero sí han asegurado que el costo adicional del sistema autónomo solo supondrá un pequeño incremento del precio respecto al mismo tractor convencional. Su coste dependrá mucho del tipo y la cantidad de accesorios elegidos, ya sea para sembrar, para distribuir fertilizantes o para recolectar la cosecha entre otras otros.

En este momento, el único problema para que el Case IH ACV inicie su comercialización en serie es el marco legal en el que debe moverse a nivel de seguros y actividad laboral. Además, se abre la puerta a la comercialización de kits de conducción autónoma para tractores Case ya comercializados de última generación. Y es que, quitando la tecnología de operación autónoma, este prototipo es prácticamente idéntico a su hermano de gama convencional. En teoría, este tractor autónomo podría estar funcionando ya en los campos de cultivo el año que viene.