Proyecto propio

eCAIMAN: la Unión Europea fabricará sus propias baterías para coches eléctricos

electricos 2
eCAIMAN: la Unión Europea fabricará sus propias baterías para coches eléctricos
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
eCAIMAN es el nuevo proyecto de i+D de la Unión Europea cuyo objetivo es el desarrollo propio de baterías de litio para coches eléctricos con mayor capacidad.


El coche eléctrico se ha convertido en uno de los protagonistas de la industria del automóvil en los últimos tiempos y también en la alternativa con más peso para lograr una movilidad más sostenible en el presente y, sobre todo, en el futuro. Hablamos del futuro porque en la actualidad, el coche eléctrico aún cuenta con numerosas limitaciones que hacen que su presencia en el mercado no sea significativa. Una de esta limitaciones es el precio de las baterías y su limitada disponibilidad debido también al aumento de la demanda por parte de los fabricantes.

Las baterías son, casi con total seguridad, el elemento más importante de un coche eléctrico. Por este motivo, la Unión Europea ha puesto en marcha un proyecto de i+D denominado eCAIMAN para la creación de una batería de ion de litio de alto voltaje (5 voltios) con la que responder a la actual demanda del mercado. Actualmente, la industria del automóvil europea se ve obligada a importar de Asia o de Estados Unidos este tipo de baterías y con este nuevo proyecto, la UE quiere cambiar la tendencia.

No utilizarán cobalto

La celda de estas nuevas baterías de litio no utilizan cobalto, un material muy escaso, caro y tóxico. Además, su proceso de creación se ha mejorado a nivel de componentes individuales, permitiendo que la capacidad aumente al menos un 20%. Fabricantes como Volvo, Piaggio y CRF están participando de manera activa en el proyecto, y afirman que el módulo de batería que se ha creado puede ser implementado con facilidad en vehículo.

El proyecto eCAIMAN, en el que participan países de toda Europa, entre ellos España, promete tener listas estas baterías en torno al año 2025. De hecho, algunos de los socios anteriormente mencionados podrían estar realizando ya algunas pruebas con estas novedosas baterías más eficientes y menos contaminante. La inversión de la UE en este proyecto supera los 6 millones de euros.