Inicialmente contará con 35 millones de euros de presupuesto

Nace el Plan Movalt: impulso al vehículo alternativo y las estaciones de carga

planmovalt
Nace el Plan Movalt: impulso al vehículo alternativo y las estaciones de carga
Javier Manzano
Javier Manzano
El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha aprobado, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía -IDAE-, el nuevo plan de ayudas a los vehículos impulsados por energías alternativas, bautizado como Plan Movalt.


El Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa inicialmente contará con una dotación presupuestaria de 35 millones de euros -20 millones para la compra de vehículos alternativos y 15 para la puesta en marcha de nuevas infraestructuras para coches eléctricos-. Sin embargo, el Ejecutivo prevé que esta cifra se eleve más adelante hasta los 50 millones de euros.

El Plan Movalt llega después del agotamiento de los fondos del anterior Plan Movea y contará, en un primer momento, con 20 millones de euros para ayudas a la adquisición de vehículos con combustibles alternativos. Aquí se incluyen vehículos eléctricos, híbridos, enchufables, de gas y de pila de combustible de hidrógeno-.

Este plan no es exclusivo para vehículos nuevos, ya que también es válido para usados; eso sí, con una antigüedad inferior a nueve meses. Los beneficiarios podrán ser tanto particulares como autónomos, empresas y administraciones públicas. La cuantía de las ayudas oscilará entre los 500 y los 18.000 euros, según el tipo de vehículo -motocicleta, cuadriciclo, turismo, furgoneta y camión- y el modo de propulsión -eléctrica, de gas natural, GLP o de hidrógeno-.

A estos fondos se añaden otros 15 millones de euros que se destinarán a impulsar la instalación de infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos. En este caso los beneficiarios serán administraciones y empresas, tanto públicas como privadas. Este plan entrará en vigor los próximos días, una vez que haya sido publicado en el Boletín Oficial del Estado, según informa el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, algo que será inminente.

Según el propio Ejecutivo, la meta del Movalt es aumentar el parque de vehículos impulsados con energías alternativas y reducir las emisiones de dióxido de carbono -C02- y de otros gases contaminantes, al tiempo que también servirá para aumentar el ahorro y la diversificación de las fuentes de energía en el transporte.

Las patronales aplauden el plan

A pesar de que el plan deja fuera a los vehículos de gasolina y diésel, que dominan claramente el mercado, las patronales del sector han aplaudido la puesta en marcha del Movalt.

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción -Faconauto- ha valorado «positivamente» la aprobación del Plan Movalt, aunque cree que el presupuesto es «poco ambicioso» y echa de menos «que no se haya vinculado a una estrategia de movilidad global».

Asimismo, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones -Anfac- también ha tenido palabras muy positivas por la puesta en marcha de este nuevo plan para estimular la compra de vehículos con tecnologías alternativas y la instalación de nuevas infraestructuras de recarga a los vehículos eléctricos. Para Anfac, «el incremento de la cuota de mercado de este tipo de vehículos, que hoy apenas es un 0,5%, redundará en lograr una movilidad más eficiente y baja en carbono, además de sus efectos positivos en la calidad del aire».