¿Cuáles son las ventajas de un coche híbrido enchufable?

kianirophev
¿Cuáles son las ventajas de un coche híbrido enchufable?
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Estos vehículos, que conjugan lo mejor de los híbridos y los eléctricos, alcanzaron las 23.301 unidades vendidas en España en 2020, lo que supuso un aumento del 213,8% en comparación con 2019.


Los híbridos enchufables (PHEV) son el nexo perfecto entre la electrificación total y los vehículos de combustión. Estos vehículos pueden desplazarse en modo cero emisiones sin la preocupación de tener que estar calculando una ruta que incluya tomas de carga. Cuando la autonomía eléctrica se acaba, el motor térmico se encarga de impulsar el coche.

Así las cosas, las ventas de híbridos enchufables crecieron en España un 213,8% en 2020, con un total de 23.301 unidades matriculadas. En el caso concreto de Kia, comercializó un total de 2.194 híbridos enchufables, lo que supuso el 9,4% de la cuota de mercado. La gama Kia de híbridos enchufables cuenta con cuatro modelos, el Ceed Tourer PHEV, XCeed PHEV, Niro PHEV y el Kia Sorento PHEV.

Qué ventajas ofrecen

kianirophev 1

Ya sabemos que la dualidad eléctrico/combustión es uno de los principales reclamos de los híbridos enchufables pero, ¿qué otras ventajas ofrecen este tipo de vehículos?

  • Sin emisiones locales en el día a día: al tener un modo completamente eléctrico, no emiten gases contaminantes. Por ejemplo, los XCeed, Niro y Ceed Tourer PHEV ofrecen hasta 48,49 y 50 km de autonomía en modo cero emisiones, respectivamente. El Sorento PHEV, por su parte, llega hasta los 57 km.
  • Tiempos cortos de recarga: tienen una batería de menor capacidad que un vehículo 100% eléctrico (la batería del Niro PHEV tiene 8,9 kWh de capacidad), por lo que el tiempo de carga es inferior. Además, no precisan de un cargador de alta potencia para ser cargados. En el caso del Niro PHEV, a través de un enchufe doméstico, se necesitan cinco horas para una carga completa.
  • Un menor coste de uso: permite un ahorro de coste energético, ya que necesitará estar menos tiempo cargando en comparación con un eléctrico puro. Si decidiésemos no cargarlo, su consumo sería equivalente al de un híbrido y muy inferior al de un coche de combustión. También consumo menos discos y pastillas de freno gracias al sistema de recuperación de energía; y el motor sufre menos desgaste debido a una menor utilización.
  • Ayudas y beneficios fiscales: los híbridos enchufables pueden recibir las ayudas establecidas en el Plan Moves. También están exentos de pagar el impuesto de matriculación y pueden llegar a contar con bonificaciones para hacer frente al impuesto de tracción mecánica.
  • Etiqueta CERO: al tener una autonomía superior a los 40 km en modo eléctrico, los híbridos enchufables cuentan con la etiqueta CERO de la DGT. Entre otras cosas, cuentan con acceso ilimitado a todas las zonas de la ciudad y en cualquier momento, sin que les afecten los protocolos en episodios de alta contaminación. También pueden aparcar en zonas de estacionamiento regulado sin limitación de tiempo, utilizar los carriles de alta ocupación con un único ocupante y disfrutar de descuentos en algunos peajes.
  • Mayor confort de marcha: en modo eléctrico no se producen vibraciones y tampoco ruido derivado del motor. A ello se le une el cambio automático o la frenada regenerativa que, en algunos casos, posibilitará que no tengamos que tocar el pedal de freno.