Algo interesante para evitar 'líos'

Cómo solicitar el informe reducido de la DGT antes de comprar un coche de segunda mano

Informe reducido DGT
Woman Using Online Ecommerce Shop On Laptop
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Siempre que se compra un coche usado, especialmente si se hace a particular, existe la incertidumbre de si el vehículo estará en orden a nivel administrativo, es decir, sin cargas, embargos, etcétera. Pidiendo este informe gratuito saldrás de dudas.

El mercado de los coches de ocasión es muy potente, tanto que en España se venden 2,2 coches usados por cada uno nuevo, según datos de las patronales Faconauto (concesionarios) y Ganvam (distribuidores oficiales e independientes). El creciente precio de los vehículos nuevos y la gran demora en las entregas que se está produciendo debido a las diferentes dificultades que se está encontrando el mercado, están propiciando que la opción del vehículo de ocasión sea cada vez más contemplada por los compradores, a pesar de que, de la misma manera, cada vez son más caros.

El Toyota Land Cruiser, protagonista del fatídico anuncio de la DGT

Pero claro, no es lo mismo comprar un vehículo de segunda mano en el departamento de vehículos de ocasión de una importante marca de coches, que hacerlo en un concesionario de compraventa independiente o a un particular. En los dos últimos casos, y especialmente en el tercero, muchos compradores tienen la incertidumbre de si el coche que les interesa estará bien en lo relativo a la administración. Ese miedo a pagar por un ‘marrón’ hace que muchos compradores declinen la compra de un coche usado a un particular, por muy bueno que pueda ser el estado del automóvil en concreto.

¿Qué es y cuál es el precio del informe reducido de la DGT?

Pues bien, que sepas que hay una forma de que puedas comprarlo fiándote de que nada malo acarreará: el informe de tráfico. Aquí se abren dos vías: el informe reducido y el informe completo. El primero es gratuito, el segundo no, pero cuesta poco. Para pedir cualquiera de los dos, te bastará con la matrícula del vehículo.

El informe reducido, como su propio nombre indica, es un documento en el que se ofrece información limitada, pero que te alerta de si el vehículo en cuestión tiene alguna incidencia activa. Ofrece información sobre si hay alguna incidencia que pudiese impedir la transferencia del vehículo o su circulación. 

Informe reducido DGT

En caso de que existiese una o varias incidencias, figurará en dicho informe. En tal caso, convendrá pagar por el informe completo (8,67 euros), en el que especificará qué es lo que sucede. Ten en cuenta que puede ser algo tan simple como una ITV caducada o la no vigencia de seguro, como algo grave como multas pendientes o algo más problemático, como cargas, reservas de dominio, embargos o incluso precintos.

Dicho informe completo incluye toda la información administrativa, identificación del titular, municipio donde está domiciliado el vehículo, historial de ITV, kilometraje, número de titulares, cargas… así como datos técnicos, puntuación EuroNCAP y mantenimiento respecto al vehículo solicitado. Por 8,67 euros, merece realmente la pena.

Ahora bien, ¿cómo se piden estos informes? Puedes hacerlo a través de cualquier gestoría, que te cobrará unos 10 euros más el coste de la tasa en el caso del informe completo. Pero también puedes solicitarlos por tu cuenta ahorrándote los honorarios de la gestoría. Para ello, puedes hacerlo presencialmente en una jefatura de Tráfico, así como también solicitarlo desde casa, ya sea por teléfono (no el Reducido) o por internet. En este último caso, debes acceder a la sede electrónica de la DGT y clicar en ‘Informe de vehículo’ dentro del menú ‘Vehículos’, tal y como se muestra en la imagen superior.

Una vez selecciones si deseas solicitar el informe reducido (gratis) o detallado (8,67 euros), tendrás que identificarte mediante DNI electrónico o sistema [email protected]. Será entonces cuando accederás al formulario en el que introducirás la matrícula del vehículo y podrás descargar el informe.