¿Por qué es buena idea comprar un coche híbrido de segunda mano? ¿Y qué tal un Toyota C-HR?

Creative Autofácil
Creative Autofácil
Su etiqueta ECO o su normalmente elevada fiabilidad son dos aspectos que llenan de atractivo la opción de comprar un coche híbrido de segunda mano.

En España ya se venden dos coches usados por cada uno nuevo. Y la cuota de híbridos, como es lógico debido a la dirección que ha tomado la industria, es cada vez mayor. Un coche híbrido no enchufable de segunda mano es una interesante alternativa de compra si económicamente no puedes llegar a uno nuevo, puesto que son coches que portan la etiqueta ECO y que normalmente presentan un elevado nivel de fiabilidad.

Pongamos un ejemplo: puedes encontrar más de 400 coches híbridos a la venta en Flexicar, empresa dedicada a la compra y venta de vehículos de ocasión; aunque se incluyen los híbridos enchufables, la mayoría no lo son. Y el abanico de precios abarca desde los 10.990 euros que te puede costar un Fiat Panda Hybrid hasta los 78.990 euros por los que se vende una flamante unidad de BMW X5.

Toyoyta C-HR

Pero pongamos un ejemplo un poco más concreto. ¿Qué tal un Toyota C-HR? El japonés es un híbrido superventas (en marzo de 2023 fue el segundo coche más vendido en España, con 2.943 unidades) por varias razones como: su ajustado precio, que presenta un diseño con mucha personalidad o que, en la práctica, funciona muy bien. Ahora mismo, en Flexicar tienen nada menos que 48 Toyota C-HR a la venta, de diferentes años y con distintos equipamientos y kilometraje.

Desde 15.990 euros puedes hacerte con un Toyota C-HR en sensacional estado y con un año de garantía. Hablamos de una rebaja de casi el 50 % respecto a su precio nuevo. Además, es un coche muy actual, pues el Toyota C-HR que se vendía en 2017 es en esencia idéntico al actual, aunque desprovisto por lógica de determinadas evoluciones.

toyota launch edition 40 g e1681256214305

¿Cómo es el Toyota C-HR?

Así las cosas, hablamos de un SUV compacto híbrido que emplea un motor 1.8 de gasolina asociado a un propulsor eléctrico y a una transmisión de tipo CVT, es decir, sin marchas prefijadas. La potencia máxima conjunta es de 122 CV, que son mucho más que suficientes para un uso convencional. Y lo mejor está en su gasto de combustible, especialmente en el entorno urbano, donde es posible rondar los 4,0 litros/100 km. El consumo oficial homologado es de 4,9 litros/100 km en ciclo combinado, puesto que en carretera, donde el motor térmico es el protagonista, consume en torno a 6,0 litros/100 km.

Aquel motor 1.8 de gasolina sin sobrealimentación proporciona 98 CV de potencia, mientras que el propulsor eléctrico, acoplado a su lado, desarrolla 72 CV. En la gama C-HR hay por encima una versión de 184 CV, si bien la que hoy nos ocupa es la de 122 CV, puesto que es la más interesante como opción de segunda mano por su más ajustado precio.

Toyota C-HR

La carrocería del Toyota C-HR, como decíamos antes, es quizá su principal reclamo debido a la elevada personalidad que presenta y a lo compensada que se muestra en cuanto a formas y trazos, luciendo incluso relativamente musculosa. Mide 4,39 metros de largo, 1,79 metros de ancho y 1,55 metros de alto. Su habitáculo da cabida a cinco ocupantes y su maletero no es de los más grandes de su categoría (se queda en 377 litros de capacidad), pero al menos sus regulares formas sí que le hacen muy aprovechable.

Con todo, es un fantástico coche híbrido para un uso polivalente, pues se muestra competitivo en las principales circunstancias cotidianas, ya sean en entorno urbano o por carretera.

 

Toyota Toyota híbridos

Toyota Toyota híbridos