Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Los 8 mejores deportivos del año para EVO

Publicado el miércoles 03 de abril de 2019

Después de sesudas deliberaciones, comentarios encontrados y sensaciones inolvidables, estos son los ocho coches deportivos que más nos han impresionado en el último año.

8º Renault Mégane R.S.



Algún coche tiene que quedar el último, y este año le ha tocado al francés. Sólo un juez no lo ha situado en el último lugar.

El hecho de que el Mégane esté entre los ocho contendientes del Coche del Año ya debería ser suficiente consuelo para Renault Sport, y prueba que apreciamos sus múltiples talentos. No es que el Mégane R.S. sea un mal coche; es más, está muy lejos de serlo. Es muy rápido y combina una estética acertada junto con la dosis justa agresividad, algo que la mayoría de sus rivales en el mercado ni siquiera sueñan con conseguir. Pero en compañía de los coches más inspiradores del año, carece de la autenticidad de los Clio y Mégane R.S. de anteriores generaciones. Aquellos modelos sí daban la sensación de estar creados por personas que amaban conducir para amantes de la conducción. Este Mégane se percibe grande, artificial y muchas veces incómodo.

Después del Clio R.S. con motor turbo, estábamos realmente preocupados con la deriva que tomaba el departamento de vehículos emocionantes de la firma francesa. Este Mégane R.S. estaba destinado a ser el automóvil capaz de desterrar el problema del último Clio R.S. con una convincente respuesta a las críticas. El hecho de que no lo haya sido es tanto una confirmación de nuestros temores, como una prueba más de que la época de gloria de Renault Sport puede haber llegado a su fin. Esperamos sinceramente que no, pero ahora se necesita mucho trabajo para restaurar nuestra fe.

7º Volkswagen Up GTI



Traer el Up! a este test parece una locura. ¿Cómo narices un pequeño utilitario que apenas supera los 100 CV puede enfrentarse a la competencia más eficaz, exótica y dinámica? Pensar esto sería subestimar a este modelo, un coche que es la encarnación sobre cuatro ruedas de la frase 'más que la suma de sus partes'.

En ningún momento esperábamos que el pequeño Volkswagen se acercara al nivel de adrenalina que son capaces de ofrecer los superdeportivos de este test, o ni siquiera los picos de emoción que logran generar el Ford o el propio Renault. Pero lo que no se le puede negar a este GTI es un nivel de diversión al que resulta difícil resistirse. Mientras que el resto de coches que componen esta prueba despliegan sus encantos, normalmente, a ritmos elevados, el VW permite ir con el pie a tabla sin miedo a acabar entre rejas.

Es un vehículo lleno de talento y con un motor tricilíndrico turbo que es una verdadera joya. Que saca su verdadero potencial de manera sencilla, pero con margen de mejora. De hecho, con un poco más de potencia, una suspensión mejorada y un control de estabilidad más permisivo, podría convertirse en una mini-leyenda como lo fue en su momento el Fiat Panda 100HP. ¿Por qué no un Up! Clubsport? Tendría todo el sentido para nosotros.

6º Ferrari 488 Pista



El Ferrari 488 GTB no es uno de esos coches que conduzcas y te bajes pensando al instante que se podían llevar un poco más allá. Sin embargo, es una idea tentadora y Ferrari lo ha hecho con anterioridad, con ejemplos como el 360 Challenge Stradale, el 430 Scuderia o el 458 Speciale. Con la potencia elevada de 670 a 720 CV, el peso reducido en 90 kg y una aerodinámica evolucionada, el 488 Pista debería tener lo que necesita para volver a hacerlo. Es increíblemente rápido, capaz de rodar sin esfuerzo por una gran variedad de superficies asfaltadas, accesible y, considerando el nivel de potencia, sorprendentemente lúdico. Nos ha proporcionado grandes momentos que recordar, ha demostrado ofrecer un nivel de comportamiento excepcional y del motor nadie duda que ofrece la potencia que declara. Pero...

El Ferrari 488 Pista no se ha metido debajo de nuestra piel como otros coches aquí. Se percibe demasiado pulido, demasiado suave y refinado. El escueto interior y las especificaciones técnicas sugieren una experiencia más cruda, radical y salvaje... y si bien la velocidad y el agarre están ahí, cuando simplemente te dedicas a circular ligero, en ningún momento te sientes demasiado involucrado en las acciones.

El sonido, más allá del prometedor barruntar del ralentí, no deja de ser una gran mezcla de diferentes clases de resoplidos, mientras que el motor carece del carácter indómito del V8 del McLaren a altas revoluciones. El Pista es un gran automóvil, pero frente a los mejores es más efectivo que entretenido.

5º BMW M2 Competition



Hay algo intrínsicamente atractivo en el M2 Competition. Como el 1M Coupé, esto tiene que ver en parte con su tamaño compacto y musculoso, que genera la clase de estética agresiva que debe tener un verdadero M. Y luego tenemos las mejoras que supone el apellido Competition, que pulen un producto bueno en su forma original.

Lo que a todos nos gusta de este M2 Competition es que vuelve a tener la esencia de lo que siempre han representado los M de BMW. No es que sea un coche tipo el M3 E46, sino que respeta esa filosofía y manera de hacer las cosas, y te permite disfrutar de una buena carretera de curvas de una forma más efectiva que un M4 actual, un coche más pesado y artificial.

La moda turbo que también afecta a los M nos ha quitado esa chispa tan característica de los seis cilindros atmosféricos de la firma bávara, pero desde luego el propulsor twin turbo de 410 CV que lleva el M2 no plantea ninguna queja por parte del jurado. Y el hecho de que la mecánica se acople a una transmisión manual hace que la cosa mejore mucho. Además, un chasis mejor afinado y una dirección recalibrada permiten al conductor ganar todavía más confianza que con el primer M2.

Entonces, ¿por qué razón no queda más arriba? El año 2018 ha sido una temporada de coches realmente brillantes, y el M2 Competition no termina de ser un automóvil excepcional. Al menos no en esta compañía. Aun así, luce lo suficiente como para ocupar el quinto lugar, ofreciendo una combinación única de prestaciones, precio y practicidad. Al final, lo que tenemos aquí es un M muy deseable.

4º Ford Fiesta ST



Las primeras palabras de la mayoría de los jueces nada más bajarse del Fiesta fueron las siguientes: "La leche, es brillante". ¿Y sabes qué? Lo es. Quiero decir, tan sólo echa un vistazo a la lista de coches que están por detrás... ¡que hay hasta un Ferrari con más de 700 CV, por el amor de Dios!

Ignora sus orígenes humildes y su competitivo precio, ya que el Fiesta se ha ganado este puesto a pesar de estos factores, no a causa de ellos. El Fiesta ST ha acabado cuarto única y exclusivamente por su talento. Es un automóvil que consigue algo tan difícil como que te bajes de él y estés deseando ir al concesionario para comprarte tu propia unidad.

Este Ford es un producto que funciona, y ningún atributo dinámico desequilibra la balanza hacia el lado negativo. Se percibe bueno desde el mismo momento en el que echar a andar. No esconde nada raro, y no te cansas nunca de ir de un punto a otro tomando todas las curvas a tres ruedas. El chasis es muy comunicativo y te proporciona múltiples opciones para disfrutarlo, haciéndolo entretenido tanto para los conductores más expertos como para los más noveles. También es rápido, y la combinación de un motor tricilíndrico muy voluntarioso, unas dimensiones compactas y un comportamiento que engancha, hacen que en un carretera sinuosa no se separe de los mejores.

3º Porsche 911 GT2 RS



Parece extraño encontrar al Porsche 911 GT2 RS en tercera posición. Aunque los 911 han dominado esta prueba en los últimos años, te puedo asegurar que lo merecían. En anteriores ediciones, aquellos Porsche siempre nos han proporcionado una experiencia de conducción única y especial.

¿Y sabes qué? En un día diferente, con el viento soplando en la otra dirección, tal vez el GT2 RS podría haber ganado. Conducirlo representa una experiencia asombrosa. Una versión que aporta un rendimiento de hipercar al 911. Y, además, a pesar de sus inmensas prestaciones, el GT2 RS resulta asequible y aporta al conductor una gran confianza.

Entonces, ¿por qué queda tercero? La explicación se reduce a una serie de factores. En primer lugar, el GT2 RS ya no es la ganga entre los superdeportivos. Cuesta la friolera de 326.934 e; es decir, 151.497 e más que el 911 GT3 y 102.763 e por encima del GT3 RS. Lo que nos lleva al siguiente punto: ¿Hace falta tanto? En pocas palabras, el carácter extremo que hace tan atractivo al GT2 RS es también su punto débil. En carretera, siempre tienes la sensación de que apenas estás rascando la superficie de sus habilidades dinámicas. Por supuesto, se podría argumentar lo mismo para cualquier superdeportivo, pero como la belleza de los últimos 911 siempre ha sido su accesibilidad, en este caso duele más. Adoramos el GT2 RS, lo que dice mucho sobre los coches que han terminado por delante...

2º Alpine A110



Pocos automóviles han participado en el Coche del Año generando tanta expectación como este Alpine. Ha sido la comidilla en la redacción de nuestra revista desde que llegó al mercado, básicamente por contar con todo lo que debe tener un coupé deportivo: ligereza, motor central, tracción trasera y que está orientado a ofrecer una experiencia de conducción centrada en el entretenimiento por delante de las prestaciones. Es cierto que lo hubiéramos preferido con un cambio manual y un diferencial trasero para añadir más emociones, pero los puntos mejorables representan una lista muy corta.

En apenas unos kilómetros sientes como si el A110 fuera una extensión de tus extremidades. Lo hace todo tan bien, que cada vez que lo conduces tienes la sensación de que has mejorado como conductor. En pocos coches están tan accesibles semejante cantidad de emociones y recompensas. En ningún momento se ha visto amenazado por el BMW M2 Competition; al alemán lo aprecian muchos jueces, pero parece que ha primado contar con un chasis ligero por encima de la fuerza bruta. Es más, los compañeros cuando se bajaban del A110 soltaban más piropos que con el propio Pista.

Todos los jueces están de acuerdo en que el Alpine es el tipo de automóvil que todo amante de los deportivos siempre debe defender. Sin embargo, ha habido un coche excepcional que ha evitado que ocupara el primer puesto...

1º McLaren 600LT



En una edición dominada por coches con prestaciones para el mundo real, ¿cómo es que le hemos dado el primer lugar a un superdeportivo? Porque escupe llamas por los escapes.

Es broma. El lanzallamas que tiene encima del motor no hace que corra más, pero hay que reconocer que nos viene de perlas para que esa foto triunfe en las redes sociales.

La clave de McLaren es que fue una empresa criticada porque sus vehículos carecían de "alma", especialmente contra la clase dominante establecida, y ahora se ha rehecho. Estaba demostrado que eran capaces de hacer coches veloces, pero muchos los criticaron por falta de una personalidad definible. ¡Cómo han cambiado las cosas!

En esta edición quedó claro desde el principio que tanto el 488 Pista como el 911 GT2 RS suponían un problema real. Ambos son reconocidos como increíbles obras de ingeniería, unos modelos que alcanzan un nivel dinámico surrealista y capaces de rodar en circuito a un ritmo endiablado. Pero el Ferrari ha combinado esto con una personalidad distante y un sutil desprecio por intentar implicar al conductor en la experiencia de conducción. Y en el Porsche resulta complicado llegar a disfrutar de sus habilidades en carretera.

McLaren, sin embargo, ha descubierto que los automóviles especiales deben serlo independientemente de la velocidad a la que viajes. El 600 LT perfecciona un producto como el 570S, y al final el hecho de que tenga 600 CV se convierte en algo extrañamente irrelevante. Lo que importa es cómo se percibe la primera vez que abordas una curva a 80 km/h. Y que cada tramo recorrido se convierte en una experiencia inolvidable.

 

 
0
 

Tasación de coches

Precios de coches nuevos

¿Cuánto vale tu coche?

Si deseas tasar tu coche para venderlo, achatarrarlo para beneficiarte de ayudas oficiales o sencillamente sientes curiosidad sobre cuál es su valor real en el mercado, nosotros te ayudamos.  

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • RSS