12.000 km de test en el retorno de Goodyear a la competición

cm 1727
12.000 km de test en el retorno de Goodyear a la competición
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Goodyear estará presente en la próxima temporada del Mundial de Resistencia y para llegar en el mejor estado de forma posible ya ha llevado a cabo 12.000 km de pruebas en siete circuitos diferentes.


Goodyear ha desvelado las especificaciones de sus neumáticos para la primera cita de la temporada 2019/2020 del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC). La carrera, que se disputa el 1 de septiembre, marca el regreso de Goodyear a la competición internacional. La compañía de neumáticos ha desarrollado cuatro nuevas especificaciones para el inicio de esta temporada, que contará con ocho carreras en su calendario.

Los tres equipos más fuertes del WEC (Jota Sport, Jackie Chan DC Racing y High Class Racing) han elegido competir con neumáticos Goodyear en la categoría LMP2. En Silverstone, ésta será la única clase del WEC en la que haya competitividad entre distintas marcas de neumáticos.

Objetivo: conseguir las mejores prestaciones en seco

0691 goodyear jota 497315

El reglamento del WEC permite a los fabricantes de neumáticos proveer una gama de hasta tres especificaciones de neumáticos de seco a los equipos durante la temporada. Goodyear ha elegido sus dos especificaciones después de completar unos intensos 12.000 kilómetros de test en siete circuitos distintos.

En Silverstone, Goodyear ofrecerá sus especificaciones A (compuesto más blando) y C (compuesto medio) a los tres equipos. Estas dos nuevas construcciones han sido diseñadas para ofrecer consistencia y las mejores sensaciones de conducción en cada uno de los circuitos del WEC.

«Con carreras que duran entre 4 y 24 horas, nuestro objetivo era desarrollar una gama que tuviera la versatilidad y rendimiento capaces de afrontar distintos rangos de temperatura, diferente longitud de los stint entre paradas en boxes y satisfacer las necesidades de diferentes estilos de conducción», explicó Mike McGregor, Director de Pruebas y Apoyo en Pista de Goodyear.

En las tres primeras carreras de la temporada, que se celebran en Silverstone, Shanghái y Fuji, con un clima templado, Goodyear se centrará en trabajar de forma estrecha con los equipos, para optimizar las especificaciones A y C. Después se considerará la introducción de una tercera especificación en Bahréin o São Paulo.

De cara a Silverstone, se espera que el nuevo asfalto tenga un gran impacto en la estrategia de carrera. «Los test nos mostraron que el reasfaltado ha creado un circuito de alto agarre, que exige altas cargas a los neumáticos. También nos hemos dado cuenta de que el asfalto tarda más en ‘hacer goma’ después de que llueva y esta es una de las razones por las que hemos elegido compuestos más blandos, para dar a los pilotos la confianza que necesitan para ir al máximo con nuevos neumáticos después de un cambio en boxes», añadió Mike.

Debido al reasfaltado de Silverstone, la FIA ha flexibilizado el reglamento con el objetivo de permitir a los equipos el uso de un juego adicional de neumáticos durante el evento. Se espera que este cambio convierta la carrera de cuatro horas en una serie de pequeñas carreras al sprint entre pit-stops. Esta es otra de las razones por las que Goodyear ha hecho esta elección de neumáticos.

Nueva tecnología para el compuesto de mojado

0732 goodyear jota 861933

En Silverstone, es más que probable que la lluvia haga acto de presencia. En este sentido, los neumáticos de lluvia de LMP2 de Goodyear presentan un nuevo dibujo en la banda de rodadura, con ranuras curvas en el hombro para evacuar el agua a alta velocidad, pero con un gran segmento central que mantiene la estabilidad y el agarre cuando el neumático se somete a las fuerzas en las curvas. Este diseño está inspirado en la gama Eagle F1 SuperSport de Goodyear para coches de calle de alto rendimiento.

El neumático intermedio tiene la misma construcción que el neumático de seco con especificación A, para mejorar su agarre en condiciones cambiantes de mojado a seco. Esta versatilidad permite a los equipos optimizar el rendimiento en los diferentes stint entre paradas en boxes.

El programa de test de Goodyear se ha desarrollado en siete circuitos diferentes, con el objetivo de hacer tantas pruebas como se puedan en condiciones de lluvia. Además de los circuitos ingleses de Silverstone, Donington y Rockingham, Goodyear también ha visitado Bishopscourt, en Irlanda del Norte, antes de realizar más test en Portimao (Portugal), Motorland (España) y Sebring (Estados Unidos). «Hemos hecho pruebas en condiciones de mojado que han variado entre los 4 ºC y los 35 ºC, que nos han dado la oportunidad de tener un conocimiento completo de lo que se necesita para ganar bajo la lluvia», dice Mike.