Los españoles que han terminado el Dakar 2020 en la categoría de buggys

tornabell1
Los españoles que han terminado el Dakar 2020 en la categoría de buggys
Autofacil
Autofacil

El Dakar 2020 llega a su fin y es el momento de hacer balance de la participación de los epañoles en la categoría de buggys SSV.


Ya se ha apagado los focos del podio y los participantes que lograron completar la carrera ya han llegado a sus casa y han sido recibidos como los héroes que son. Todos hemos seguido la tercera victoria de Carlos Sainz y el prometedor debut de Fernando Alonso en la categoría de coches, pero existe una cartegoría, la de buggys o SSV, en al que han tomado parte 12 equipos españoles y cuya participación se ha saldado con el siguiente balance.

De los 12 vehículos que tomaron la salida en Jeddah el 5 de enero, seis consiguieron fianlizar el recorrido completo en tierras saudíes; de ellos, tres lo hicieron entre los diez primeros.

Kia XCeed: dinamismo y tecnología en formato crossover

La pareja foramda por José Antonio Hinojo y Diego Ortega se mantuvieron entre los puestos de honor de al clasificación durante toda la carrera y lograron finalizar el Dakar en una magnífica quinta posción final. Tras ellos, un veterano de los rallys como Chus Puras que fue realizando una carrera de menos a más, para sobreponerse a algunos contratiempos iniciales y lograr terminar el Dakar –junto con su copiloto, Xavi Blanco– en sexta posición.

El top ten lo cerró la pareja foramda por Santiago Navarro y Marc Sola, mientras que justo detrás de ellos se situaron Gerard Farrés y Armand Monleón.

José Luis Peña y Rafa Tornabell

En décimoquita posición fianlizó la pareja foramda por el melillense Juan Miguel Fidel y Juan Silva, mierntras que la clasificación la cerraba –por lo que respecta a os españoles– el dueto formado por José Luis Peña y Rafa Tornabell.

El cánatabro y el catalán –la única formación nacional que disputaba el Dakar con un Polaris–, sufrieron distintos contratiempos desde el principio que les relegaron en las s alidas, por lo que intentar escalar posiciones parecía una empresa muy complicada. Por ello apostaron por una estrategia destinada a conservar la mecánica, teniendo como único objetivo llegar al finalde una carrera en la que por encima de la fiabilidad de los vehículos o la navegación, lo que ha primado en esta edición ha sido la velocidad. Y en ese asspecto, hay que reconocer que el Polaris estaba en desventaja frente a los Can-Am, que eran mayoría entre los inscritos.

Después de la magnífica actuación de 2018 en la que finalizaron cuartos en la clasificación general y fueron nombrados «mejores debiutantes en coches», hicieron valer su experiencia para hacer la lectura correcta de la carrera y apostaron por conservar el vehiculo para conseguir su segunda «muesca» en el Dakar.