Opinión

“Los valores clásicos del Dakar han dejado de existir”

Suso Henriquez
“Los valores clásicos del Dakar han dejado de existir”
Formula Todoterreno
Formula Todoterreno
Suso Henríquez, uno de los muchos participantes españoles del pasado rally Dakar, nos cuenta su opinión con los problemas de una carrera diseñada para los equipos oficiales.

Me llamo Suso Henríquez. Escribo un resumen del Dakar 2022 desde el punto de vista de un modesto piloto aficionado en categoría de coches que fue a participar al Dakar con un veterano prototipo, una Mercedes Sprinter 4×4 de asistencia, y con el objetivo de completar la carrera, el habitual de la mayoría. Si tuviera que usar una palabra para resumirlo usaría la palabra “FIA”, y si tuviera dos usaría “Luz” y “Tiempo”, refiriéndome a la ausencia de ambas. Los aficionados salen a las especiales entre las 13:00 y las 13:30, o incluso más tarde, con la puesta de sol a las 17:15, y nos hacían parar en los “refueling de SSV” una o dos veces aun cuando no teníamos “refueling” que hacer, perdiendo otros 20 o 40 minutos de luz cada día.

O sea, que salíamos a especiales con tres horas de luz. Tendríamos que ir más rápido que Nasser Al-Aattiyah en su T1+ para acabar de día. No nos importa conducir de noche, pero con frecuencia los últimos 50 km de los tramos eran los peores del día, casi siempre con 50 km de las peores dunas, las más altas y cortadas en los finales del día, que para los aficionados significaba hacerlos de noche cerrada.

El Dakar siempre ha sido una prueba de aficionados donde el profesional podía tomar parte. Ahora es una carrera FIA para profesionales con super-coches.

Suso Henríquez, participante amateur en el Dakar 2022

Si de día son difíciles con toda la superficie molida/revuelta por los T1+, de noche son virtualmente imposibles. Eran tan peligrosos los finales de tramo que decidimos dormir en las dunas de noche. Lo mismo hicieron otros equipos. En Dakares anteriores siempre son pistas al final para que se puedan hacer de noche y, si dormías en la especial, nunca era problema siempre y cuando tomaras la salida el día siguiente.

Novedad: “Tiempo máximo FIA”

En este Dakar se introdujo el concepto de “Tiempo Máximo FIA”, habitualmente entre 7 y 12 horas para completar la especial. Si lo excedías, se aplicaba el uso del joker (comodín), aunque esto nunca se explicó claramente, y casi ningún aficionado lo sabía. Hubo muchísima confusión durante los primeros cuatro días de carrera; no había nada claro. Como veinte camiones se quedaron fuera en los primeros días por exceder los tiempos máximos FIA, pero al ver que todos se quedaban sin asistencia en carrera, el organismo deportivo retrasó su descalificación hasta el último día de carrera; o sea, veinte camiones corrían descalificados durante la mayoría del Dakar.

Suso Henriquez

Los jokers se aplicaban sin nadie saberlo, no había lista pública de uso de joker, no había notificación del uso del joker o notificación de exceder tiempos máximos FIA (las penalizaciones también contaban; saltarse un waypoint podía costar una hora de penalización). Eso sí, el sentimiento de acoso era brutal; por no meterte la balaclava dentro del mono, por no cerrarte la cinta inferior del casco, por olvidarte de encender el extintor, por no bajar lo suficiente las faldillas, etc. Multas de 500 o 1.000 euros, pagables en un plazo de 48 horas.

Un Dakar contra los pilotos aficionados

La combinación de aumento de dificultad en las especiales, el gran aumento de dunas (hubo momentos que parecía que todo el Dakar era arena y dunas), la gran ausencia de luz, los retrasos de 20 minutos por refueling de otros vehículos durante la especial, la introducción de “Tiempos Máximos FIA” que nadie tenía claro, la preferencia a los pilotos que se inscribían al Campeonato del Mundo de Rally-Raid (pagando por la inscripción) para que ellos salieran antes, la falta de transparencia y/o notificaciones… Todo esto se traducía en que para el piloto aficionado, este Dakar estaba sentenciado desde el principio. En la categoría de coches veo en trackingdakar que ya en el primer día veintiséis de ochenta y nueve no pudieron completar la especial, muy probablemente debido a la combinación de extrema dificultad del terreno en ausencia de luz y tiempos máximos FIA, entre ellos el mismo Peterhansel; el 30 % ya sin opción de medalla o podio el primer día, incluyendo básicamente el 100 % de los aficionados.

Suso Henriquez

En mi opinión, se aceptaron demasiadas inscripciones, se empezaba el día por la tarde ya con pocas horas de luz, la dificultad de la ruta significaba que o tenías amplio campo de visibilidad o estabas sentenciado a quedarte tirado, el diseño de acabar los días con 50 km de dunas en vez de pistas, los nuevos vehículos T1+ destrozando el terreno dejándolo impracticable, tiempos máximos que lo único que conseguían era que la gente se la jugara de noche, tomando máximos riesgos para no descalificarse… todo esto lo único que consigue es que el aficionado abandone el Dakar o incluso abandone el deporte del motor por completo.

El Dakar siempre ha sido una prueba de aficionados donde el profesional podía tomar parte. Ahora es una carrera FIA para profesionales con super-coches, T1+ o de más de un millón de euros, donde el aficionado no se siente bienvenido, prácticamente los T2 ya no existen, no hay Toyota Land Cruiser o Nissan Patrol o Mitsubishi Montero. Ni siquiera los míticos Bowler Widcats de aficionados pueden acabar el Dakar. Los valores de aventura, luchar contra la adversidad del desierto y empezar al día siguiente han sido eliminados con “Tiempos Máximos FIA”. Este Dakar FIA no es el Dakar de las últimas cuarenta y tres ediciones. Los valores clásicos del Dakar han dejado de existir. El Dakar ha cambiado, y ya no hay cabida para el modesto aficionado.

 

Artículos de Dakar

Carlos Sainz cumple 60 años: repasamos los éxitos de la carrera deportiva del ‘Matador’

Carlos Sainz cumple 60 años: repasamos los éxitos de la carrera deportiva del ‘Matador’

Con dos títulos del campeonato del mundo de rallies y otras tres victorias en el mítico Rally Dakar, Carlos Sainz celebra este martes 12 de abril su 60 cumpleaños. Para el piloto madrileño la edad es solo un número y aún compite al máximo nivel en el Campeonato del Mundo de Raids y el Extreme-E.

Javier Jiménez
0 Comentarios