Cita cumbre

GP de Bélgica: La cateogría reina en la pista reina

GP de Bélgica: La cateogría reina en la pista reina
Autofacil
Autofacil


El mítico circuito de Spa-Francorchamps se encuentra en la zona de las Ardenas, a 45 minutos de la preciosa Lieja y a casi dos horas de Bruselas. Spa es famosa por ser uno de los escenarios más importantes de la Segunda Guerra Mundial. Allí el General Patton se hizo con la fama que luego lo encumbría como jefe de las fuerzas aliadas. Sus bosques son un lugar paradisiaco para descansar pero, una vez al año, se convierte en un lugar muy distinto: Motores rugientes y una multitudinaria congregación de personas, que colapsan los viejos accesos a la hora de entrar y salir del circuito.

Es el circuito más adorado por la mayoría de los pilotos, y es su favorito porque ninguna otra pista de la actualidad presenta unos retos tan exigentes: Para muestra, el gran Ayrton Senna, el único piloto hombre capaz de pisar a fondo durante cada segundo de su paso por el primer sector, con Eau Rouge, el Raidillon y la primera frenada tras la salida, la de La Source. Y eso que hoy en día la subida por Eau Rouge es un poco más descafeinada que en tiempos -tanto que algunos pilotos ya no se atreven ni a subirla con el DRS abierto, y han conseguido que la FIA lo prohiba en este tramo-, cuando al llegar a su cima era imposible visualizar bien por donde seguía la pista , asi que alli se descubría quienes eran los valientes , quiénes se jugaban el tipo y demostraban que la velocidad, para ellos, está por encima de cualquier miedo. A modo de anécdota, señalaremos que el nombre de Eau Rouge (en francés, «agua roja») procede del río que pasa por debajo de esa curva, llamado asi a su vez por el color de sus aguas, ya que el terreno de las Ardenas es arcilloso. Cuando la tierra cae al rio, lo tiñe de rojo.

Spa siempre fue lucha y espectáculo, sobr todo con su habitual lluvia; recordemos batallas como la de Hamilton y Raikkonen en 2008. Ojalá veamos algún día algo así en Bélgica entre Lewis y Fernando. A  cualquier piloto le gustaría tener Spa en su palmáres tanto como Mónaco, así que Fernando Alonso luchará a brazo partido este fin de semana para sumar su nombre a la lista de ilustres que han vencido aquí. Aunque el antiguo trazado de los años 60, compuesto casi en un 80 % por carreteras comarcales provisionalmente cerradas, sea historia, al menos en la actualidad Spa tiene la magia de la vuelta al cocle después del verano para todos los amantes del ruido, el motor, la gasolina, el olor a aceite, las chicas de parrilla y la contemplación de Alonso y Alguersuari brillando sobre el asfalto

Y es lo mismo para los profesionales: Existe un convenio por el que las fábricas de los equipos tienen que cerrar dos semanas durante el parón de agosto, así que las mejoras en los coches serán reducidas, Por otro lado, ¿alguien se cree que los rivales de Red Bull se quedaron de brazos cruzados durante todo un mes?

Pero la vida puede ser tan dura como la pista de Spa, y la segunda parte del mundial siempre trae consigo los rumores de quién seguirá y quién no: Webber tiene su renovación apalabrada con Helmut Marko, peron no las tiene todas consigo, pues Ferrari confirmará en Monza que sigue con sus dos pilotos para 2011, tal y como ya ha hecho Mercedes, despejando las dudas sobre Schumi.

Todos aplaudiremos la vuelta del gran Kubica, al que extrañamos diariamente. La confirmación de que Bruno Senna entra en Renault para sustituir a Nick Heidfeld no hace sino darnos la razón a los que sabíamos que nuestro Pedro Martínez de la Rosa habráa sido mejor reemplazo para Kubica que el alemán,  quien ha quemado sus últimos cartuchos para tener plaza en algún equipo en 2012.

La gran duda es el equipo hispania; sus nuevos propietarios aún se siguen aclimatándose a las alturas del Gran Circo, y seguimos sin saber sus planes a corto plazo. En Bélgica Luis Pérez-Sala nos explicará más detalles, un hombre que está ahora tomando las riendas y haciendose un hueco en el plantel de la escudería.

En fin, seguro que nuestro querido y admirado Adrian Newey no se tomó ni un segundo de vacaciones y ya tiene preparado todo un nuevo arsenal de revoluciones tecnológicas para las próximas batallas. El domingo sabremos cuál es el orden después de tantos días en blanco.