¿Cuál fue la primera carrera de coches de la historia?

aniversario mercedes carreras 11g
Panhard & Levassor, con motores Daimler V2
Salvador Hernández
Salvador Hernández

Fórmula 1, las 24 Horas de Le Mans, la NASCAR, la Fórmula E... Las carreras siempre han levantado grandes pasiones entre los aficionados al mundo del motor. Lo que muchos desconocen es que son tan antiguas como el propio automóvil.


De hecho, para encontrar la primera competición de velocidad oficial, debemos remontarnos hasta el año 1893, cuando el periodista francés Pierre Giffard convocó una competición con la que pretendía demostrar el potencial y el desarrollo tecnológico de la Francia de la época. Para ello lanzó una convocatoria que fue todo un éxito: más de 102 vehículos se presentaron a esta carrera, aunque solo 21 cumplieron las especificaciones fijadas para poder tomar la salida un año después.

¿Por qué Kia apuesta por los coches híbridos y eléctricos?

«La carrera de carruajes sin caballos»

Ver Galería

Ese fue el nombre de esta primera competición. La denominación puede resultar arcaica, pero lo cierto es que muchos de los objetivos de la carrera siguen plenamente vigentes: que el coche fuera manejable, que funcionara de la forma más económica posible, que fuese capaz de funcionar sin la asistencia de un mecánico y que cumpliese ciertos requisitos de seguridad.

De esta forma, el 22 de julio de 1984 se iniciaba así la primera competición de la historia del automóvil. El recorrido de 127 kilómetros que unía París con la localidad de Rouen. Trece de los 21 automóviles que tomaron la salida ya contaban con motor de combustión, aunque a modo de anécdota, diremos que el ganador equipaba un motor de de vapor. Se trataba del vehículo del Marqués de Dion y su mecánico, George Bouton, que empleó 6 horas y 48 minutos en llegar a Rouen.

Sin embargo, este vehículo no fue el ganador de esta primera competición. De hecho, se considera que no hubo un ganador, sino que se alzaron con la victoria dos participantes, al haber un empate entre los hermanos Peugeot y Panhard&Levassor. Ambos modelos completaron el recorrido en su totalidad, y al mismo tiempo, fueron considerados los vehículos más fáciles de conducir de todos los participantes.