El 40% de los conductores lo utiliza al volante

Teléfono móvil y conducción, un peligro muy extendido

movil1
Teléfono móvil y conducción, un peligro muy extendido
Victor Delgado
Victor Delgado
Una encuesta realizada por la Asociación DIA revela que el 40% de los conductores utiliza el móvil al volante.


La Asociación DIA de víctimas de accidentes en carretera ha realizado una encuesta que revela que el 40% de los conductores usa el teléfono móvil mientras conduce y, de ese porcentaje, el 37% reconoce que el riesgo que corre al hacerlo suele ser bastante grave. Este Estudio sobre Nuevas Tecnologías y Hábitos en la Conducción ha puesto de manifiesto también que el 54,6% de los usuarios piensa que las campañas de vigilancia de la DGT tienen un afán recaudatorio, por el casi 30% que las considera eficaces. En este sentido, el 65% de los encuestados –1.023 en total– cree que el aumento de las sanciones por conducción temeraria mejoraría la seguridad en carretera.

El informe también pone de manifiesto que casi todos los conductores a los que se ha preguntado -el 94%- valoran la señalización de seguridad como un elemento clave para evitar accidentes de tráfico. Además, la herramienta de ayuda a la conducción preferida son las aplicaciones del teléfono móvil -31%-; mientras tanto, el resto -64%- utiliza las tecnologías del propio vehículo, un dispositivo GPS o un detector, avisador o inhibidor de radar. Por otro lado, la nota general que han conseguido las vías españolas por parte de los usuarios ha sido de 5,3 sobre 10.

Para debatir sobre el uso de los smartphone al volante, la Asociación DIA de víctimas de accidentes en carretera ha reunido a diversas personalidades del sector, que coinciden en que las señales de aviso de peligrosidad en las carreteras y las últimas tecnologías de conducción reducen la siniestralidad. En este sentido, las referentes a la conectividad son las más útiles, pues permiten al conductor mantener la atención en la vía. Asimismo, todos están a favor de compartir la información de los accidentes en tiempo real, pero no de los controles de velocidad.