Consultorio técnico

¿Cómo debo cuidar mi Discovery 3 para que dure?

¿Cómo debo cuidar mi Discovery 3 para que dure?
Autofacil
Autofacil
Llevo unos años enganchado al mundillo de los todoterrenos y acabo de comprar un Land Rover Discovery 3 de segunda mano. Llevaba ya algún tiempo detrás de uno, pero los precios superaban mi presupuesto, hasta que apareció este.


Tiene 165.000 kilómetros y, aunque esta cifra es un poco alta, el vehículo está muy bien cuidado en general. Tanto la chapa como el interior están impecables; tan solo se nota el uso en el volante y en el asiento del conductor. De motor va perfecto y el consumo es un poco elevado, pero asumible. Me gustaría saber qué os parece este vehículo y qué debo hacer para que me dure muchos años.

discoveryEl Discovery es un gran todoterreno y estamos seguros de que te durará muchos años si lo tratas adecuadamente. Los kilómetros que citas no son ningún problema. Se trata de un motor con cilindrada suficiente como para trabajar desahogado, que debería superar los 250.000 kilómetros sin averías trascendentes. En cuanto al consumo, con más de 2.300 kilos, una aerodinámica poco eficiente, mucha superficie frontal, seis cilidros, turbocompresor y 2,7 litros de cilindrada, superar los 11 litros a los 100 kilómetros es absulutamente normal.
Desde nuestro punto de vista, sería interesante que realizaras una revisión general al coche, que consistiría en sustituir los filtros de aire, gasóleo, aceite y polen, en primer lugar. A continuación, debes sustituir los aceites del motor, del cambio y de las transmisiones, así como los líquidos de frenos, dirección, embrague y refrigeración.

También te sugerimos que cambies las pastillas de freno, el desgaste de los neumáticos –verificando si se apoyan correctamente–, el estado del embrague y la holgura de la dirección.

Como tendrás que pasar más tarde o más temprano la ITV, te informarán acerca de las holguras de los ejes y del estado de los silentblocks de la suspensión, así como de otros posibles desgastes que tengas que corregir.

Después de este repaso, estamos seguros de que tendrás coche para rato, aunque hay dos puntos que pueden dar problemas con relativa proximidad: el primero es el sistema de recirculación de gases de escape, la famosa válvula EGR, y el segundo es el turbo. Revisarlos vale un buen dinero, y su duración es una incógnita, así que no queda otra que disfrutar del vehículo y asumir que tendremos que gastar un dinero en estos menesteres en algún momento.