Coronavirus: Seat fabrica un respirador con el motor de un limpiaparabrisas

Coronavirus: Seat fabrica un respirador con el motor de un limpiaparabrisas
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Más de 150 trabajadores de Seat están trabajando en el modelo definitivo, al que se está sometido a un test de larga duración que forma parte del proceso de homologación.


Con el fin de ayudar ante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, Seat ha decidido reorientar su producción para ayudar a luchar contra la pandemia. Y si hace unos días la marca española consiguió fabricar mascarillas a partir de los filtros empleados en sus automóviles, ahora ha ido un paso más allá y, en la planta de Martorell se han sustituido la producción de coches por respiradores asistidos para apoyar al sistema sanitario, colapsado ante la avalancha de contagios por el virus COVID-19.

Para ello, la firma española ha creado un equipo de ingenieros que ha trabajado en 13 prototipos diferentes, antes de desarrollar el modelo final.

Seat y Renault ‘aparcan’ los coches para fabricar mascarillas

from making cars to ventilators 06 hq

Así las cosas, gracias al motor adaptado de un limpiaparabrisas, engranajes impresos mediante técnicas 3D y ejes de cajas de cambios, Seat ha conseguido fabricar, en colaboración con Protofy.XYZ, un respirador asistido. Para materializar este proyecto, 150 empleados de la marca con sede en Martorell han sustituido sus labores habituales por la de ensamblar el OxyGEN, nombre por el que se conoce este respirador.

«Modificar una línea de montaje que fabrica un subchásis, una pieza de coches, y poder transformarla y fabricar respiradores ha sido un trabajo arduo en el que han estado implicadas muchas áreas de la empresa y lo hemos hecho en el tiempo récord de una semana», explicó Sergio Arreciado, del área de Ingeniería de Procesos de Seat. Cada respirador cuenta con más de 80 componentes electrónicos y mecánicos y pasa un exhaustivo control de calidad con esterilización de luz ultravioleta.

from making cars to ventilators 01 hq

La última fase comprende un test de calidad de larga duración, que forma parte del proceso de homologación. Mientras, la línea de producción continúa en funcionamiento para ofrecer la máximas unidades posibles de estos respiradores. «Con solo saber que hemos intentado ayudar a salvar una vida, todo este trabajo habrá valido la pena», remachó Francesc Sabaté, de I+D de Seat.