Si te saltas el confinamiento te pueden decomisar el coche

pic 20140417063531s4021p5
Si te saltas el confinamiento te pueden decomisar el coche
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso

A la cuarta denuncia, los agentes podrían decomisarte el vehículo e imputarte un delito.


Después de que la Guardia Civil haya reportado que hay personas que se saltan el confinamiento de forma habitual, ha propuesto que quizá las multas económicas no sean suficientemente severas para controlar a ciertos personajes insolidarios que creen que el confinamiento no va con ellos. Su propuesta consiste en que, en el caso de que algún conductor sea ‘pillado’ por cuarta vez conduciendo su vehículo para algún fin no especificado en el real decreto publicado el pasado 14 de marzo en relación al estado de alarma, ese sujeto no sólo reciba una multa económica, sino que además pueda verse desprovisto de su medio de transporte por tiempo indefinido.

La idea consiste en inmovilizar y decomisar el vehículo del denunciado por cuarta vez, poner ese automóvil a disposición judicial, y denunciar al conductor por un delito de desobediencia. Cabe recordar que el artículo 7 del citado real decreto limita la libertad de desplazamiento a únicamente casos concretos, como son acudir a centros sanitarios, ir a comprar alimentos básicos y productos esenciales, o acompañar a personas dependientes, entre otros. En caso de no cumplir, las multas más habituales tienen una cuantía que oscila entre los 600 y los 1.500 euros.

Así que tenlo en cuenta. Mientras permanezca activo el estado de alarma, no debemos salir de casa más allá de lo estrictamente esencial, tanto por nuestra propia seguridad como por la de todos. Pero, en caso de que tengas que hacerlo, asegúrate siempre de que puedes acreditar tu desplazamiento en coche de alguna forma, como con tickets de compra, permisos específicos para ir a trabajar, o recetas para la farmacia, por ejemplo. Y no, darte una vuelta con tu coche para que no se quede sin batería no es excusa. Si no cumples, la Guardia Civil estará en su derecho de quitarte el coche y mandarte de vuelta a casa caminando.