Hoy puedes tener uno desde apenas 7.000 euros

Prueba usado: Dacia Duster de primera generación (2010-2018)

Dacia Duster 2010
Prueba usado: Dacia Duster de primera generación (2010-2018)
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
El Duster llegó en 2010 revolucionando el segmento de los SUV compactos con un precio muy por debajo de la media. Ello acarreaba algunas lógicas deficiencias, pero en general era un producto interesante… que también lo sigue siendo a día de hoy.

Aunque Dacia es una marca rumana que existe desde 1966, en Europa expandió su notoriedad en 2005, cuando Renault, matriz a la que pertenece, la introdujo en el mercado con el Logan como carta de presentación, una pequeña berlina que podías comprar desde sólo 7.800 euros. En los años sucesivos fue aumentando su gama de modelos y, a finales de 2009, en pleno apogeo de los SUV compactos, presentó el Duster que comenzaría a vender al año siguiente.

El Dacia Duster fue un tremendo éxito de ventas porque su precio partía de sólo 11.900 euros y, en el caso de la mejor versión, se quedaba por debajo de 19.000 euros. Eso, unido a su sencillez, a la fiabilidad de sus mecánicas Renault y a un diseño bastante vistoso, le convirtió en un coche de incontestables argumentos.

Estaba construido sobre la plataforma B0 de la alianza Renault-Nissan y, de hecho, en otros mercados se llegó a comercializar como Renault Duster y como Nissan Terrano. Dispuso de varias mecánicas, todas ellas sencillas y de potencia modesta. En gasolina, hubo un 1.6 de 105 CV cuya potencia aumentó a 114 CV en 2015 y, a partir del cual, surgió una versión de GLP. En 2015, se incorporó un más moderno propulsor 1.2 TCe de 125 CV. En cuanto a los diésel, todos se basaban en el robusto bloque 1.5 dCi, sobre el que se comercializaron versiones dCi 85, 90 y 110 en alusión a su potencia.

Dacia Duster 2010 interior

Asimismo, las mecánicas 1.6 (no la de GLP), 1.2 TCe y 1.5 dCi 110 podían equipar un sistema de tracción total conectable. También se introdujo una transmisión automática EDC de doble embrague en 2017, pero sólo reservada para el dCi 110 con tracción delantera.

La producción del Dacia Duster se detuvo a principios de 2018 con la llegada de la segunda generación del modelo (la actual), la cual aportaba un buen salto cualitativo, aunque afectando bastante negativamente a su precio.

Dacia Duster: así era por dentro

Si buscas calidad y refinamiento, el Dacia Duster de primera generación puede parecerte decepcionante, puesto que en él todo era muy simple y ya en su momento se apreciaba algo desfasado. Todos los plásticos son duros, los asientos son cómodos pero ni sujetan correctamente el cuerpo ni envejecen todo lo bien que debieran, y el volante sólo se regula en altura, no en profundidad. Sin embargo, hay una buena visibilidad desde el puesto del conductor y, en cuanto a equipamiento, el Duster llevaba (o podía llevar) todo lo esencial.

Cumple bastante mejor por habitabilidad, con unas plazas posteriores holgadas en las que sólo la medición de anchura resultaba algo discreta. También disponía de un maletero correcto, con 475 litros que se quedan en 443 litros en las versiones 4×4 debido a que la distinta suspensión obliga a reubicar la rueda de repuesto.

En general, se trataba de un coche de acabados muy mejorables, pero que resultaba aceptable para el precio que exigía.

Dacia Duster 2010

Dacia Duster: ¿cómo iba?

Destacaba por su contenido peso, razón por la que era ágil a pesar de su blanda suspensión, y solvente en carretera pese a su modesta potencia. Eso sí, era ruidoso, la dirección era algo lenta, el tacto del cambio era mejorable, y no todas las versiones llevavan ESP de serie. El motor 1.6 gastaba un poco más de la cuenta (unos 9,0 L/100 km), pero los diésel sí eran ahorradores.

Mención especial merece la versión 1.5 dCi 110 con tracción 4×4 conectable, que incorporaba una primera marcha tan corta que casi podía actuar como reductora. Eso, unido a las buenas cotas todoterreno del Duster y a una función Lock para repartir el par entre los dos ejes de forma equitativa, hacían que este coche, a pesar de tratarse de un SUV, fuese razonablemente competente en campo.

Dacia Duster: ¿qué revisar?

El Dacia Duster es un automóvil de calidad modesta, por lo que vigila que toda la parte eléctrica funciona (elevalunas, cierre centralizado, testigos en el cuadro, etc.). Todos sus motores son muy fiables salvo uno: el 1.2 TCe pertenece a la familia de motores H5F, y algunas de sus variantes, entre ellas las que emplea el Duster, se vieron afectadas por un problema de consumo de aceite que, en ocasiones, incluso derivaba en la rotura del motor.

Ficha técnica Dacia Duster 1.5 dCi 110 4×4

  • Motor: Diésel, turbo, cuatro cilindros en línea, situado en posición delantera transversal, 1.461 cm3, 109 CV (80 kW) a 4.000 rpm, 240 Nm de par a 1.750 rpm.
  • Vel. máxima: 168 km/h.
  • Aceleración de 0-100 km/h: 12,5 seg.
  • Consumo: 5,6 litros/100 km.
  • Tracción: Total conectable.
  • Cambio: Manual de 6 velocidades.
  • Frenos: Discos ventilados delante y tambores detrás.
  • Suspensión: Independiente delante y detrás.
  • Dirección: De cremallera con asistencia.
  • Llantas: 6,5 x 16″.
  • Neumáticos: 215/65 R16.
  • Largo x ancho x alto (m): 4,31 x 1,82 x 1,69.
  • Peso: 1.294 kg.
  • Maletero: 443 litros.
  • Depósito de combustible: 50 L.

 

Dacia Duster

0 Comentarios