¿Un coupé... con el motor de un camión?

SRT Viper: vuelve un deportivo americano mítico

srt viper
SRT Viper: vuelve un deportivo americano mítico
Autofacil
Autofacil


2013 SRT Viper GTS

Una de las grandes novedades del Salón de Nueva York 2012 ha sido, sin duda, la ‘resurrección’ del Viper -víbora, en inglés-, uno de los deportivos más espectaculares de la década de los 90. Un modelo del que, en sus primeras generaciones, llegaron algunas unidades a nuestro país, comercializadas bajo marca Dodge. Ahora, este modelo regresa -en principio para el mercado yankee- en la que ya es su quinta generación y comercializado bajo marca SRT -son las siglas del departamento que se encarga de la puesta a punto de las versioens más deportivas de las marcas que componen el grupo Chrysler-.

Exteriormente, la última generación del Viper sigue siendo tan espectacular como siempre: es un deportivo biplaza muy compacto -mide 4,46 m de longitud-, pero extremadamente ancho –1,94 m– y bajito –1,24 m-. Llama la atención… aunque ya no resulta tan ‘agresivo’ como sus antecesores y se ha apostado por un diseño más aerodinámico, con ciertas reminiscencias en el frontal a los últimos Ferrari. Destacan elementos novedosos en este modelo como las luces diurnas con leds, los faros bixenón… y conserva señas de identidad como los gigantescos neumáticos -marca Pirelli P Zero- de 295 mm de ancho delante y 355 mm detrás, en ambos casos con llantas de 18«.

El interior, ahora más espacioso, tiene un diseño completamente renovado, bastante más refinado y mejor acabado; destaca el bonito salpicadero, que incluye una pantalla multifunción de 7», el equipo de sonido Harman Kardon con 18 altavoces, los asientos deportivos Sabelt -el del conductor, por primera vez con regulación en altura-… Aparte del Viper ‘normal’ existe una variante GTS más lujosa y con más detalles, como un recubrimiento integral en cuero para todo el habitáculo.

En cuanto a sus cualidades dinámicas, el Viper sigue siendo un deportivo con un motor… digno de un camión. En este caso, dispone de un enorme V10 de 8,4 litros de cilindrada que desarrolla 640 CV a unas ‘tranquilas’ 6.200 rpm. Con un par máximo de 83 kgm, ofrece una fuerza que no igualan los motores V8 o V12 de sus competidores europeos –Ferrari F12, Lamborghini Aventador…-. Curiosamente, de momento la marca no ha hecho oficial  ningún dato referente a las prestaciones o el consumo.; sí que anuncia que dispondrá de función Launch Control para conseguir la mejor aceleración cuando se arranque desde parado. Este motor sólo se venderá con un cambio manual de seis marchas marca Tremec; por su parte, los frenos cuentan con discos de 355 mm en las cuatro ruedas. El chasis ha incrementado su rigidez en un 50% respecto al modelo anterior -llama la atención ese dato teniendo en cuenta que el actual será más de 100 kg más ligero que su predecesor-, mientras que por primera vez, la versión GTS podrá incluir una suspensión regulable.

[GALLERY]