¡Diferencias de hasta el 500% en los híbridos!

Los consumos oficiales, cada vez más lejos de los reales

grafico consumo europa
La línea negra de este gráfico representa el caso en el que las emisiones homologadas y las reales fueran iguales
Autofacil
Autofacil
Seguimos a vueltas con los consumos. Ahora es el Consejo Internacional para el Transporte Limpio (ICCT, por sus siglas en inglés) el que desenmascara las verdaderas cifras de consumo de los coches europeos. El informe no deja títere con cabeza en la industria...


Según la investigación del ICCT, la discrepancia entre el consumo homologado y el consumo real de los vehículos pasó de suponer un 10 % de media en 2001 a ser de un 25 % en 2011. El ICCT resalta además que el aumento más brusco se produjo entre 2007 y 2008, momento en el que muchos países europeos implantaron el impuesto de matriculación dependiente del nivel de emisiones.

BMW sería la marca en la que la diferencia entre el consumo oficial y el real es mayor: Un 30 % más de media que lo homologado; las siguientes son Audi -28 %-, Opel -27 %- y Mercedes -26 %-. Ford y Fiat -24 %- son un poco más realistas, al igual que Volkswagen -23 %-. En el otro extremo de la tabla, Toyota se erige como la marca más fiel a lo que realmente consumen sus modelos, con una discrepancia del 15 %. PSA -Peugeot y Citroën- tampoco sale demasiado mal parada, con un 16 %. Las diferencias son mayores cuanta más potencia tiene el modelo, y se disparan con los híbridos enchufables… ¡hasta un 500 %! Para hallar estos datos, el ICCT recogió la información de pruebas de numerosas publicaciones del motor británicas y alemanas, así como de la asociación de automovilistas alemana ADAC.

Para el ICCT, las causas de estas diferencias tan grandes se encuentran en nuevas tecnologías como los sistemas Stop/Start, que se muestran más beneficiosos en las pruebas de homologación que en la conducción del día a día; los márgenes de error cada vez mayores que se han en el ciclo de homologación europeo NEDC, y el cada vez mayor uso por parte de los conductores de sistemas que hacen que el coche gaste más, como la climatización.

En general, los fabricantes aprovechan las lagunas del ciclo NEDC para poder declarar menos consumo, pero también son los primeros que se quejan de que el sistema de homologación europeo es poco realista. El ciclo EPA de Estados Unidos está mejor considerado, pero a finales de 2015 todo el mundo deberá empezar a usar el ciclo WLTC, más exigente e impulsado por la ONU para armonizar los resultados.