Entre Usera y Villaverde

Madrid estrena su primera línea de autobuses eléctricos

autobus2
Madrid estrena su primera línea de autobuses eléctricos
Victor Delgado
Victor Delgado
A partir del 22 de enero comenzará a operar en Madrid la primera línea de autobuses 100% eléctricos cargados por inducción. La longitud será de 14 kilómetros.


La Empresa Municipal de Transportes -EMT- de Madrid y el Ayuntamiento de la capital de España han puesto en marcha un proyecto pionero que terminará con la primera línea de autobús completamente eléctrica de España, cuya carga se llevará a cabo por inducción. Las estaciones de recarga están ubicadas en las cabeceras de las líneas y las baterías instaladas en los vehículos tardan en recuperar la energía ocho minutos.

Una vez acabado el proyecto y con el período de pruebas completado, la línea 76 de Madrid comenzará a operar íntegramente con este tipo de autobuses: se espera que empiece a hacerlo a partir del próximo lunes 22 de enero en un itinerario cuya longitud total es de 14 kilómetros -atraviesa los distritos de Usera y Villaverde y cuenta con 42 paradas-. Al acto de presentación del proyecto acudirán, entre otros, Manuela Carmena -alcaldesa de Madrid-, Inés Sabanés -delegada de Medio Ambiente y Movilidad y presidenta de EMT-, y Álvaro Fernández -gerente de EMT-.

Los autobuses se cargan en marcha

El hecho de contar con un sistema que permite recargar rápidamente las baterías ofrece la posibilidad de hacerlo durante la ruta del autobús, mientras se encuentra en funcionamiento. Además, el tener los puntos de recarga inductiva en las cabeceras hace que no sea necesario que las baterías estén cargadas al 100%, ya que en cada una de las cabeceras volverá a activarse el sistema de recarga.

Esta recarga por inducción se realiza a través de un sistema compuesto por dos bobinas magnéticas. Una se encuentra instalada en la calzada, en el punto de recarga, y la otra en la parte baja del autobús. De esta manera, la bobina ‘incrustada’ en el asfalto solamente se activa cuando detecta que la bobina del autobús se encuentra parada justo encima.

Autobús eléctrico inducción

El sistema es seguro tanto para los viandantes como para los demás vehículos de la vía, pues se encuentra cubierto con una capa de hormigón y las conducciones eléctricas están enterradas. Además, el habitáculo del autobús está aislado para evitar radiaciones. La carga completa de las baterías se realiza por la noche con un sistema conductivo -de enchufe-, lo que significa que los autobuses comienzan el servicio a tope de carga.

Planes de futuro

Por el momento se han adquirido 15 autobuses de estas características, pero a lo largo de este año se sumarán a la flota otros 15, así como 18 minibuses. El plan pasa por incorporar otros 40 autobuses eléctricos entre 2019 y 2020; de modo que a finales de 2020 la flota alcance los 78 vehículos.