Como proveedor de motores para 2018/19

Mclaren podría tener un acuerdo con Renault

mclaren y renault
Mclaren podría tener un acuerdo con Renault
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Mclaren podría haber llegado a un acuerdo de Renault para que el fabricante francés sea el nuevo proveedor de motores del equipo inglés para la próxima temporada de Fórmula 1 2018/19.


Que McLaren lleva meses dando vueltas a la idea de romper su relación con Honda en la Fórmula 1 no es nada nuevo. La vuelta a los circuitos del tandem McLaren-Honda en 2015 fue muy ilusionante por el recuerdo exitoso del pasado. Sin embargo, la relación entre ingleses y japoneses no ha acabado de arrancar en esta segunda etapa y ni siquiera la presencia de uno de los mejores pilotos de la parrilla, Fernando Alonso, al volante de uno de los monoplazas ha podido impedir una debacle que, lejos de mostrar signos de mejora, va de mal en peor.

Ante esta situación tan crítica, McLaren parece haber decidido poner fin a su alianza con Honda y romper, pese a la millonaria multa, el contrato que le une con Honda como su proveedor de motores. Y es que, según los Woking, todos sus problemas radican en la no adaptación de Honda a la normativa actual del campeonato, ya que consideran que con el chasis actual deberían estar luchando, como mínimo, por el podio con equipos de la talla de Mercedes o Ferrari.

Así, McLaren podría haber encontrado ya un nuevo socio que sea capaz de proveerles de motores de calidad, potentes y fiables para competir con los grandes de forma inmediata. Este fabricante de motores es Renault y el acuerdo, según algunos medios especializados, podría iniciarse en la temporada 2018/19. El acuerdo en sí incluiría paridad de motores entre McLaren, Renault y Red Bull, que es el otro equipo que utiliza los motores Renault en sus monoplazas.

Por su parte, Honda no tiene pensado rendirse tan fácilmente y empezará a trabajar desde la próxima temporada con Toro Rosso. Esta nueva alianza será vigilada de cerca por Redbull con el objetivo de cambiar los motores Renault por los de Honda en un futuro si los japoneses consiguen volver a ser competitivos en algún momento.

Todo hace indicar que ese momento de despegue de Honda podría retrasarse hasta el año 2021 cuando la FIA tiene fijado un importante cambio en el reglamento de las unidades de potencia. Los fabricantes ya han formado un grupo de trabajo para aclarar las especificaciones de esos motores, que serán menos complejos que los actuales, menos costosos y más ruidosos.

Habrá que esperar al final de temporada para ver en qué queda todo.