Sierra Espuña, rincón natural que sorprende

Toyota Proace Camper: Sierra de la Espuña, el corazón verde de Murcia

Toyota Proace Camper, Sierra de la Espuña
Toyota Proace Camper: Sierra de la Espuña, el corazón verde de Murcia
Pedro Madera
Pedro Madera

Un rincón natural de los más bellos que podemos encontrar, con montaña, clima mediterráneo, pinares inmensos y pueblos que parecen brotar de la tierra en las laderas de sus cumbres. A 40 kilómetros de la capital y a 50 de la costa, la Sierra de la Espuña sorprende. La Toyota Proace Camper se mueve a las mil maravillas por estas carreteras estrecha, donde la naturaleza lo condiciona todo. Andar y contemplar necesitan tiempo y nuestro vehículo nos permite disfrutar de un modo diferente.

Toyota Proace Camper, Sierra de la Espuña

El nombre de Totana es tan sonoro que anima a parar en esta población de Murcia. Entre otras virtudes tiene la de ser la cuna de una de las vedettes con historia más jugosa de España, Bárbara Rey. Pero aparte del anecdotario para curiosos, en Totana, nada más llegar nos recibe el espectacular Santuario de Santa Eulalia de Mérida. A 7 kilómetros del casco urbano, esta joya se levanta entre pinares y huertos.

Toyota Proace Camper, Sierra de la Espuña, el corazón verde de Murcia, Totana, Monasterio Sta. Eulalia

Si llegamos un último domingo de cada mes, podemos disfrutar del Mercadillo Artesanal de La Santa, un despliegue de productos artesanales, panadería y pastelería casera, embutidos, quesos, joyas… y por supuesto, alfarería, tan típica del lugar y de la que sin duda hay que llevarse un recuerdo.

Desde ese momento vamos a entender lo útil que es nuestra Toyota Proace Camper. Queda claro que Toyota Se Adapta ha acertado con su monovolumen camperizado y destinado principalmente a las personas que disfrutan del ocio al aire libre y necesitan un vehículo versátil y práctico. El nuevo acabado Nomad Plus Home da un paso más con un equipamiento que nos permite ser más polivalente y transformable.

Toyota Proace Camper, Sierra de la Espuña

El nuevo acabado de Proace Camper by Tinkervan supone un nuevo tipo de techo elevable, muy fácil de desplegar y con abertura delantera panorámica, lo cual nos ofrece una mayor visibilidad. Además los cierres son mucho más sencillos y fáciles de accionar. En dos minutos, incluso una persona sola puede realizar la operación de apertura y cierre.

Toyota Proace Camper, Sierra de la Espuña, el corazón verde de Murcia, Aledo

Después de un desayuno energético, nos dirigimos a Aledo, con su castillo medieval, ermitas e iglesias que le dan un aire delicado y entrañable. El castillo de Aledo está muy bien conservado y en sus alrededores podemos ver el cañón del Estrecho de la Alguleja y la Cueva de la Mauta. La excursión por la cueva no requiere mucho esfuerzo físico, pero hay que ser un poco hábil para poder hacerla, ahora bien, merece la pena. Galerías subterráneas, acequias y rocas horadadas por el agua. Realmente unos lugares increíbles, con mucho de aventura.

Mula es la siguiente parada. Aquí merece la pena parar con tranquilidad y disfrutar de todo lo que ofrece esta ciudad. Su conjunto patrimonial, cultural, gastronómico, y la naturaleza que la rodea, la hace una de las zonas turísticas más demandadas del interior de Murcia.

Toyota Proace Camper, Sierra de la Espuña, el corazón verde de Murcia, Mula

Mula está en un valle muy fértil y cuenta con numerosos palacios y monumentos que son testigos del pasado de riqueza que vivió la localidad. Los monumentos que podemos visitar son el Castillo de los Vélez, la Casa Pintada y el Palacio del Marqués de Mena Hermosa entre otros. Ver las puestas de sol desde su castillo es todo un privilegio, y tomar unos baños en los Baños de Mula, una delicia.

A la hora de descansar, es cuando el equipamiento de la Toyota Proace marca la diferencia y es su valor añadido. Para la cama inferior solo hay que abatir las filas de asientos traseros, y para la superior bajar el falso techo cama para disfrutar del piso de arriba, que por cierto, incluye un flexo y una barrera protectora.

Además, el vehículo dispone de un toldo exterior que se despliega y permite que disfrutemos fuera de una buena comida a la sombra o protegidos de la lluvia. Lleva una manivela incorporada y unas patas que permiten disfrutar del entorno al aire libre con total tranquilidad. La mesa escondida bajo la segunda fila de asientos sirve tanto para exterior como para el interior, una vez hayamos girado los asientos delanteros sobre su propio eje para configurar el salón. En definitiva es un juego de espacio y utilidad.

Toyota Proace Camper, Sierra de la Espuña, el corazón verde de Murcia, Gebas

La energía no será un problema gracias a la excelente preparación de Tinkervan, uno de los carroceros de referencia en España , que ha dispuesto una toma exterior de 220v que da corriente directa dentro del habitáculo y de paso carga la batería auxiliar, añadiendo un fiable sistema de seguridad con diferencial por si hay sobrecargas.

Además de tomas de 220v y USB, hay dos baterías de 100 MA y un indicador del nivel de carga bajo el asiento que nos informará de cuánta energía tenemos disponible. En estos vehículos, la energía es el mejor sinónimo de autonomía.

Al la salida de Mula, en el cruce de Yéchar, hacia el embalse de la Cierva, está la Villa Romana de Villaricos. Un asentamiento romano de los siglos I al IV D.C. Para poder visitarlo hay que contactar con la Oficina de Turismo. Normalmente podemos encontrar arqueólogos trabajando en su recuperación.

Y como dato curioso, hablar de la noche de los tambores de Mula, una costumbre del siglo XIX que nació como rebeldía popular frente a las imposiciones religiosas en cuanto al toque del tambor y que todos los años se celebra durante la Semana Santa. Túnicas negras en la negrura de la noche y miles de baquetas sonando, la experiencia es sobrecogedora.

Toyota Proace Camper, Sierra de la Espuña, el corazón verde de Murcia, Pliego

De Mula nos vamos a Pliego, un remanso de paz justo en el centro geográfico de la Región de Murcia. Un pueblecito de uno más de 4.000 habitantes. Ya desde la carretera se puede ver su Castillo de las Paleras o Poblado de la Mota, del siglo XII. También de interés es el caserío Mudejar de Pliego, en el que podemos ver cómo era la arquitectura popular, y los numerosos yacimientos arqueológicos como el de la Almoloya.

Toyota Proace Camper, Sierra de la Espuña

Una pequeña carretera nos va a introducir en el corazón de la Sierra de la Espuña. Un extraño laberinto de carreteras y antiguos cortafuegos. Lo mejor es adentrarnos por el pueblo de El Berro, justo al lado del camping donde podemos pernoctar con nuestra AC, está el Restaurante Sierra de Espuña. Un clásico en pleno corazón de la sierra famoso por sus carnes a la brasa, su pulpo al horno y el rabo de toro estofado. Las migas con tropezones las dejan para los días de lluvia, y los postres caseros son una delicia. Curva, contracurva y unos paisajes muy especiales por lo inesperados. El centro de interpretación Ricardo Codorniu proporciona mapas e información para disfrutar de los muchos puntos de interés. Incluso podemos descansar en nuestra Toyota Proace, pero no pernoctar.

Toyota Proace Camper, Sierra de la Espuña, el corazón verde de Murcia, Rambla de Fuente Librilla

Después de un poco de asueto ponemos rumbo a uno de los paisajes más sorprendentes y de una belleza extraordinaria. Los paisajes lunares del Barranco de Gebas. Un pantano de aguas turquesas en medio de un paisaje sin vegetación y árido como la luna. Es una zona llena de cañones y barrancos que dejan unas panorámicas impresionantes. Es además uno de los puntos clave para el avistamiento de aves como garzas reales, zampullines, ánades reales y cigüeñuelas.

Desde estos barrancos sale una ruta de senderismo de 8 kilómetros para disfrutar a pleno pulmón de este paisaje. La ruta empieza en la ermita de Gebas, pasando por el cementerio que es uno de los puntos más altos y desde donde se puede ver todo el barranco. Dentro ya de los barrancos se sube a la Loma del Aire, el Mirador de Gebas para llegar al barranco del Agua y al embalse de Algeciras. Y terminamos la andadura en Alhama de Murcia. Al llegar nos recibe la silueta de su castillo recortándose en lo alto del cerro. Alhama tiene mucho más, 2.000 años de historia la contemplan, desde sus termas romanas y sus baños islámicos. Para visitarlos hay que ir al Museo Arqueológico Los Baños y poder contemplar la Sala Abovedada para mujeres y sus Bañeras de Mármol. Este museo está justo en la falda del castillo, el gran centinela del Valle del Guadalentín. Antiguamente caía una cascada de agua desde el castillo a los baños, cascada que en algunos momentos se recrea hoy en día.

 

0 Comentarios