Patton: el impresionante Hummer H1 camper que desearías tener

18 Patton: el impresionante Hummer H1 camper que desearías tener
Fotos: Hummer H1 camperizado
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
La empresa estadounidense Wolf Rigs es la responsable de este asombroso vehículo camperizado. Dime que no querrías tener uno…

Hummer fue una marca de vehículos todo terreno que operó entre 1992 y 2010, aunque en 2020 ha sido resucitada reconvertida en GMC Hummer EV y especializada en automóviles todo terreno eléctricos.

Por Europa y por España en particular pasó con más pena que gloria en una época en la que los enormes todo terreno con también enormes motores no tenían atractivo para el público. Todos los modelos de Hummer (H1, H2 y H3) fueron concebidos para el mercado norteamericano, donde los gustos y necesidades son muy diferentes.

Hummer camper

Pero Wolf Rigs es una empresa norteamericana, así que tenía todo el sentido del mundo que escogieran un Hummer para crear su difícilmente describible artilugio, una especie de autocaravana todo terreno que parece subirse por las paredes sólo con mirarla. El H1 ha sido el elegido, un modelo basado en el Humvee M998 para uso militar.

La aportación principal de la empresa es un módulo-vivienda de aluminio en el que hay muchas comodidades y exquisitas calidades. De hecho, la empresa no ha comunicado a qué precio lo venderá, pero tiene pinta de costar un dineral.

Dentro podemos encontrar una cama de matrimonio bajo una claraboya e instalada sobre los asientos del vehículo, es decir, en la parte delantera. Más atrás hay un espacio abierto con cocina completa y salón en donde no faltan un par de fuegos para cocinar, un fregadero y hasta un sofá.

Hummer camper

También hay un espacio cerrado reservado para el baño, que incluye una espaciosa ducha y un inodoro que comparte espacio con la ducha, pero que puede esconderse dentro de la pared cuando no esté en uso.

Mecánicamente desconocemos sus datos, pero suponemos que este vehículo conservará el motor original del H1, que cuando se comercializaba (de 1992 a 2006, años entre los que se construyeron casi 12.000 unidades) lo hacía con motores V8 fundamentalmente diésel, aunque también hubo uno de gasolina, siempre con transmisiones automáticas.

Aparte, el Patton (este es el nombre del modelo) ofrece 40 cm de altura libre al suelo y un buen kit de herramientas orientadas al TT extremo. No faltan palas, eslingas, una escalera y la obligada rueda de repuesto. No parece que podamos ver nunca al Wolf Rigs Patton circulando por alguna carretera europea, pero no por eso deja de ser impresionante de contemplar.