Nuevo gigante del carsharing

BMW y Daimler fusionan sus servicios de movilidad urbana

car2go 3
BMW y Daimler fusionan sus servicios de movilidad urbana
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Los grupos automovilísticos alemanes BMW y Daimler han llegado a un acuerdo de colaboración para fusionar sus unidades de negocio en materia de movilidad urbana, construyendo una nueva compañía dividida al 50% entre ambos fabricantes.


Cada vez son más las compañías automovilísticas que buscan soluciones de movilidad más sostenibles en las grandes ciudades a través de servicios como el coche compartido. Daimler fue una de las primeras en lanzar este tipo de servicio con Car2Go, pero tras su iniciativa, otros grandes grupos automovilísticos como PSA, a través de Emov, o Renault, que ha sido el último en incorporarse con Zity, han elevado la competencia en un sector que cada vez cuenta con un mayor apoyo por parte de los usuarios a la hora de moverse por ciudad.

Pese a la gran competencia, Daimler y BMW se han propuesto dar un golpe encima de la mesa con una alianza para unir sus unidades de negocio en materia de movilidad urbana. Los dos grandes fabricantes premium alemanes han llegado a un acuerdo estratégico para fusionar la oferta existente de movilidad bajo demanda en las áreas de coche compartido (Car2Go y DriveNow), alquiler de coche con conductor (Mytaxi, Chauffeur Privé, Clever Taxi y Beat), aparcamiento, recarga y multimodalidad.

A través de esta colaboración, las dos compañías promoverán la electromovilidad, ya que contarán con servicios de ‘car sharing’ con vehículos eléctricos, así como puntos de recarga y también diferentes opciones de aparcamiento. El objetivo de esta alianza es convertirse en el proveedor líder de servicios de movilidad con una flota que, uniendo los vehículos de ambas compañías, contará con aproximadamente 20.000 unidades en 31 ciudades internacionales.Daimler y BMW

Daimler y BMW deberán revisar su estrategia financiera

En caso de recibir la aprobación de esta iniciativa por parte de las autoridades correspondientes, Daimler y BMW se verán obligados a revisar sus previsiones de resultados para este ejercicio, con motivo del efecto que tendrá esta operación sobre sus cuentas. Los Servicios Financieros de Daimler serán «significativamente más altos» que el año anterior, mientras que el estado financiero del grupo de BMW deberá realizar un ajuste en la orientación de la empresa durante 2018.