¿El diésel tiene los días contados? Razones para pensar lo contrario

teresaribera
¿El diésel tiene los días contados? Razones para pensar lo contrario
Autofacil
Autofacil
"El diésel tiene los días contados". Con esas palabras, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dado por comenzada la cruzada contra estas mecánicas. Pero, ¿contaminan tanto como dicen? Aquí puntualizamos algunas afirmaciones.


La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha sentenciado a los vehículos de gasóleo afirmando que «el diésel tiene los días contados» por su impacto medioambiental y, sobre todo, por las partículas contaminantes que respiramos en las ciudades derivadas de estos motores. «El diésel tiene los días contados. Durará más o menos, pero sabemos que su impacto en partículas y en lo que respiramos es suficientemente importante para ir pensando en un proceso de salida».

Un proceso de salida que, según la propia ministra, podría estar impulsado por el Ejecutivo mediante un plan de impuestos que penalice tanto la compra de estos vehículos como del propio combustible. De hecho, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dejó abierta la puerta hace apenas unos días a encarecer el diésel hasta 15 céntimos por litro equiparando el gravamen del diésel y la gasolina.

Esta subida de impuestos sería escalonada durante un periodo de cuatro años. María Jesús Montero, ministra de Hacienda, ha evitado asociar este incremento impositivo a un afán recaudatorio, señalando que se trata de una «fiscalidad medioambiental que busca evitar comportamientos agresivos con el medio ambiente». En cualquier caso, este año ya se espera una subida generalizada en los carburantes, ya que los Presupuestos Generales del Estado esconden una medida que encarecerá el precio una media de 4,8 céntimos por litro en muchas regiones. Aquí te lo explicamos todo.

diesel

Pero, ¿contamina tanto un diésel actual como dice la ministra? La respuesta es no. De hecho, para dar respuesta a esta pregunta, en el número 212 de la revista Autofácil, correspondiente al mes de junio, publicamos un elaborado trabajo en el que analizamos al detalle todo lo relacionado con este tipo de vehículos, desde las nuevas normas de homologación hasta las tecnologías presentes en los coches de gasóleo actuales.

Y es que hoy en día los modelos diésel cuentan con tecnologías que reducen de manera drástica el consumo de combustible y las emisiones, tanto de CO2 como de partículas. ¿Las más importantes? Bombas de alta presión, calentadores, trampas NOx, válvulas EGR, AdBlue, inyectores de alta precisión y filtros de partículas. En este otro artículo hablamos en profundidad de todas ellas.

Hablan los expertos

Para arrojar un poco de luz en este debate hemos hablado con dos expertos en la materia: Jesús Casanova, catedrático de motores térmicos de la Escuela Politécnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid, y Abel Ortego, ingeniero industrial con la especialidad en Mecánica. Ortego tiene un máster en energías eficientes y renovables y movilidad sostenible y es investigador en el Instituto de Investigación Mixto CIRCE de la Universidad de Zaragoza.

diesel2

¿Es cierto que la gasolina y el GNC generan menos contaminantes?

«No, aunque se diga en muchos medios», explica Casanova. «Sí es verdad que el GNC emite menos CO2 -un gas que contribuye al efecto invernadero, pero que actualmente no está asociado a ningún efecto adverso sobre la salud- que la gasolina, pero no menos que el diésel». «En cuanto al resto de contaminantes», continúa, «dependen del sistema de postratamiento. Sí es cierto que los diésel ´de antaño´ -aquellos homologados para las normas Euro 3 y Euro 4, sobre todo- emitían más que los gasolina… pero no por su funcionamiento, sino porque la normativa era menos estricta con estos propulsores. Pero la potencialidad de emisión puede ser igual con las normativas que aún no están en el mercado. Por ejemplo, la norma Euro6 actual exige 80 mg/km de NOx a los diésel, y 60 mg/km de NOx a los gasolina. Y los cambios que se han realizado en las normas de homologación están diseñados para que los fabricantes tengan que ceñirse a esos límites de emisiones contaminantes tanto en el laboratorio como, tras de un periodo de transición que finaliza en 2020, en el mundo real».

motor diesel

¿El motor diésel es un buen propulsor?

Casanova explica que se trata de «un excelente motor y que, hoy día, incluye una enorme cantidad de tecnología, tanto en lo que se refiere a la alimentación del aire -los turbos de geometría variable y la recirculación de gases de escape- como a la combustión -inyección de combustible a presiones altísimas, fraccionadas en pequeñas microinyecciones controladas con precisión gracias a inyectores piezoeléctricos con orificios prácticamente microscópicos-. Pero, sobre todo, cuenta con una avanzadísima tecnología de tratamiento de gases de escape, con catalizadores, filtros de partículas, absorbentes de NOx, y catalizadores de NOx basados en AdBlue.

Por su parte, Ortego explica que, siendo el diésel un buen motor, «es más caro que uno gasolina debido a dos razones: 1.- Es un propulsor que tiene una relación de compresión mayor que uno de gasolina, por lo que necesita disponer de un bloque, bancada, cigüeñal, bielas, etc. preparadas para unos esfuerzos mayores. 2.- Es más contaminante que el gasolina y, por tanto, tiene sistemas de tratamiento de gases más sofisticados -EGR, inyección de urea, filtro antipartículas, etc…-. Estos son los motivos principales por los cuales un motor diésel, a igualdad de potencia, es más caro». Ortego señala, además, que «como un propulsor de gasóleo entrega la potencia a menor número de revoluciones por minuto que uno de gasolina, sufre un menor desgaste mecánico». Sin embargo, con el paso del tiempo el diésel se ha modernizado y «la incorporación de las tecnologías son las que han mermado su fiabilidad, ya que en la mayoría de ocasiones al hablar de averías de diésel en realidad son averías en estos sistemas, no de las propias piezas del motor -culata, pistones, casquillos, etc.-«.

diesel gasolina2 2

Conclusión

Un diésel Euro 6 es casi tan limpio como un gasolina moderno; y dentro de muy poco contaminará tan poco como estos últimos. Es un hecho que la combustión que se produce en el interior de un motor diésel genera más contaminantes que aquella que se realiza en uno de gasolina. Sin embargo, al hablar de emisiones contaminantes, y siempre que hablamos de vehículos actuales, las emisiones de ambos tipos de automóviles casi se equiparan.

La concentración de los óxidos de nitrógeno o NOx es un problema de salud en las grandes ciudades. Pero los ´temidos´ NOx no son el único contaminante que existe; también sufrimos la presencia de partículas PM en el aire, procedentes fundamentalmente de las calefacciones; de dióxido de azufre o SO2, que generan, sobre todo, la combustión de carbón en centrales térmicas o en las calefacciones más antiguas.