Otras marcas también han afrontado multas millonarias

Qué otros escándalos como el de Volkswagen se han dado en EE.UU.

sede volkswagenecdima2015072900053
Qué otros escándalos como el de Volkswagen se han dado en EE.UU.
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
El caso Volkswagen ha puesto patas arriba el sector de la automoción, pero no es el único fabricante que han sido sancionados por ocultar fallos en sus vehículos. El de General Motors es el caso más reciente.


Volkswagen podría afrontar una multa de 18.000 millones de dólares en Estados Unidos tras descubrirse el engaño sobre los datos de emisiones. El fabricante alemán instaló un software en sus vehículos para falsear estos datos ante industria. Además de la multa económica, Volkswagen deberá lidiar también con el daño a su propia imagen entre los conductores.

No obstante, Volkswagen no es la única marca que se ha visto implicado en este tipo de problemas en los últimos tiempos. El caso más reciente corresponde a General Motors, el mayor fabricante de vehículos de Estados Unidos. General Motors pagó 797 millones de euros de multa por ocultar un fallos en el sistema de arranque, que afectó a 2,6 millones de sus coches. Además tuvo que indemnizar a los afectados con 508 millones de euros.

El año pasado, Toyota, el segundo mayor fabricante mundial de automóviles, pagó una multa récord de 1.200 millones de dólares después de que el Departamento de Justicia determinase que durante años, la compañía sabía que algunos de sus modelos sufrían aceleraciones involuntarias, pero ocultó el defecto.

Otro caso también de 2014 fue la multa de 300 millones de dólares que pagaron Hyundai y Kia por exagerar los datos de consumo de los vehículos que venden en Estados Unidos.

Multas en España

En España hace tan solo unos meses, la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) sancionó con un total de 171 millones de euros a 21 empresas del sector del automóvil  por prácticas contrarias a la Ley de Defensa de la Competencia. El motivo fue el intercambio sistemático de información comercial sensible desde el año 2006 para igualar los precios.