Crisis de los chips: Mercedes-Benz contratará a más trabajadores para terminar de fabricar 3.000 coches

Fabrica Mercedes-Benz
Crisis de los chips: Mercedes-Benz contratará a más trabajadores para terminar de fabricar 3.000 coches
Nicolás Merino
Nicolás Merino
La crisis de los microchips está pasando factura a Mercedes-Benz en España, con su planta de Vitoria con 3.000 coches todavía por terminar.

La escasez de semiconductores está afectando a todas las marcas, con piezas que no llegan y obligan a retrasar la producción de modelos. En el caso que nos ocupa, según desvela OKDIARIO, la planta de Mercedes-Benz en Vitoria ya cuenta con cerca de 3.000 vehículos sin finalizar debido a la falta de piezas.

Así las cosas, el fabricante germano ha confirmado que aumentará su plantilla para completar los coches, aunque no ha dado cifras. Así, cuando lleguen las piezas necesarias, se podrá finalizar los vehículos afectados a una mayor velocidad para poder así cumplir con las previsiones marcadas desde la central de Mercedes-Benz en Alemania.

Fuentes cercanas a Mercedes-Benz Vitoria comentaron al mencionado diario que “hasta 90 piezas se encuentran en nivel rojo, lo que significa que no hay suficientes para los 700 coches que se producen al día”. Sin embargo, confirman que en octubre “se han podido mantener las líneas de producción en funcionamiento”. Recordemos que en septiembre, como muchas otras marcas, esta planta tuvo que parar su actividad productiva durante tres semanas seguidas ante la falta de piezas.

2021 05 22 Image 21C0336 068 edited
Mercedes-Benz Citan

Estas contrataciones serán de carácter temporal “para hacer frente a las complicaciones que se han generado por el impacto de la crisis de los semiconductores”. Asimismo, también aseguran que los trabajadores que se encuentran en las líneas de producción “tendrán que seguir realizando esta tarea y no podrán ocuparse de terminar los coches no terminados”. De ahí la ampliación de plantilla.

Debido a la crisis de los microchips, Mercedes-Benz Vitoria tuvo que reajustar sus previsiones de producción. Con los nuevos cálculos, la marca germana estima una producción de 134.561 unidades, lo que supone casi 3.600 vehículos menos que la previsión anterior y hasta 16.000 menos que en las estimaciones realizadas al principio de este ejercicio.

Como siguen diciendo las fuentes, en las últimas semanas ha habido cierta estabilidad en términos de producción, ya que Mercedes-Benz no ha anunciado ningún cambio. Así, esperan que las cifras anteriormente mencionadas sean las definitivas. Eso sí, siempre que den salida a las cerca de 3.000 unidades que hay ahora paradas por la falta de piezas.

 

0 Comentarios