Pago por uso de carreteras: un impuesto que podría llegar en 2022

autopistas 1
Pago por uso de carreteras: un impuesto que podría llegar en 2022

El Gobierno estudia la creación de un impuesto por usar la red de carreteras de nuestro país. El objetivo de esta medida es poder sufragar los costes derivados de su mantenimiento, aunque no tomarán una decisión al respecto hasta 2022.


El Ejecutivo, en su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, estudia la posibilidad de traer un impuesto que regule el uso de las autopistas. Como explican en este documento, el objetivo de este ‘peaje’ es «cubrir los costes de mantenimiento e integrar las externalidades negativas del transporte por carretera».

Una medida que también puede llegar tras conocerse que el Gobierno tendrá que indemnizar a Abertis, empresa que se encarga de la gestión de varias autopistas de peaje, con 1.291 millones de euros. El por qué, como avanza El País, tiene que ver con un convenio firmado durante el mandato de Zapatero en el que se acordó la ampliación de tres tramos de la AP-7 ante un volumen de tráfico mayor. Eso sí, ese aumento del tráfico no llegó y, mediante una cláusula, el Gobierno tendrá que compensar a Abertis al finalizar la concesión este 31 de agosto.

Así las cosas, de llegar este nuevo impuesto por el uso de autopistas y autovías, el Gobierno estudiará si introducirlo o no en 2022. A ello se suma otra medida que incluiría una forma de pago por el uso de autopistas y autovías y que, como también añade El País, entraría en vigor en 2024. De llegar esta medida, se aplicaría un ‘peaje’ en los 12.000 kilómetros que tenemos de carreteras en España.

También se estudia la subida del impuesto de circulación

En el mencionado plan, El Gobierno también plantea la «revisión de las figuras tributarias que gravan la matriculación y la utilización de vehículos con objeto de adaptarlas a estándares medioambientales». Es decir, que el impuesto de circulación podría subir como parte de una reforma en materia de movilidad sostenible. Asimismo, no descartan aumentar más impuestos, pues están estudiando «otros tipos de medidas».

Por último, también se estudiará «la revisión de las bonificaciones de los hidrocarburos utilizados como carburante para la equiparación progresiva de los tipos impositivos en atención a su poder contaminante».