Los proveedores de automoción reinician su actividad no sin dificultad

fabrica 5
Los proveedores de automoción reinician su actividad no sin dificultad
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso

El 90% de la industria española de proveedores de automoción ha vuelto a la actividad, pero pocas de ellas a pleno pulmón debido a la baja demanda.


Según los datos de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), el mes de abril se cerró con un 90% de las empresas dedicadas al suministro de componentes para la automoción habiendo vuelto ya a la actividad, mientras que se presupone que el 10% restante lo haga a lo largo de mayo.

Es un dato esperanzador pero con el que hay que ser prudente, pues los datos de Sernauto también reflejan que sólo el 16% de los proveedores de la automoción ha podido trabajar con un alto nivel de actividad, gracias a que cumplían los supuestos establecidos en el Real Decreto-ley 10/2020. De hecho, en la última quincena de abril, dos terceras partes de las empresas que se han mantenido activas han tenido un volumen de trabajo de sólo el 40%, mientras que sólo un 15% de las compañías pudo tener una actividad superior al 60%.

La principal dificultad, que no la única, que han tenido estas empresas para mantener su volumen de trabajo es la baja demanda de pedidos, que ha descendido en un 72%. Pero también se han tenido que enfrentar a otros escollos, como la falta de suministros de equipos de protección individual para los trabajadores, o la necesaria reorganización de los puestos de trabajo para cumplir con las medidas de seguridad contra la pandemia vírica. De hecho, nada menos que el 78% de las empresas de este sector se han visto obligadas a llevar a cabo distintos tipos de ERTE para mantener sus negocios a flote. El 77% de las empresas ha tenido que aplicar un ERTE a más del 60% de la plantilla, y tan sólo un 6% de ellas ha logrado que menos del 40% de sus empleados se vean afectados.

Para el 83% de los proveedores el resultado económico del primer trimestre ha sido entre un 10% y un 20% peor del esperado. De hecho, el nuevo escenario económico que presenta la situación actual con la pandemia del COVID-19 es la consecuencia de todo lo anterior: la previsión indica que el año 2020 se cerrará con una facturación entre un 20% y un 40% menor a la presupuestada inicialmente. Es por ello por lo que José Portilla, Director General de Sernauto, reclama que es de absoluta urgencia poner en marcha medidas para la recuperación paulatina del sector y de todo el mercado. «Sólo así podremos recuperar los niveles de empleo previos a la pandemia y mantener nuestro liderazgo en el mundo de la automoción», puntualiza.