Las ventas de coches se desploman en mayo

seatleonventas
Las ventas de coches se desploman en mayo
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz


El mes de mayo vuelve a dejar cifras negativas en las matriculaciones de turismos, que caen un 7,3% con respecto al mismo del año pasado, lo que supone el noveno mes consecutivo de caídas, especialmente en el canal de particulares.

Después de un positivo 2018, el año 2019 está siendo nefasto para el sector del automóvil en España. Y es que en mayo las matriculaciones de turismos han vuelto a caer con respecto al mismo mes del año anterior, en concreto un 7,3%, alcanzando las 125.635 unidades, prácticamente 10.000 menos que en el mismo mes de 2018. En el acumulado de 2019, se han registrado 561.952 matriculaciones de turismos y todoterrenos, lo que deja una caída del 5,1% en comparación con el mismo periodo interanual del año anterior.

ventas coches

Si nos centramos en el canal de particulares, los datos son peores, ya que las ventas de turismos han descendido un 11,2%, con 54.485 unidades matriculadas, mientras que en los primeros meses del año las entregas en este canal han caído un 11%, hasta las 245.037 unidades; cabe recordar que, aunque el cómputo global de matriculaciones de abril fue positivo, el canal de particulares dejó cifras negativas.

El canal del empresas es el único con números positivos

El canal de empresas, sin embargo, ha crecido en el mes de mayo con 37.086 unidades vendidas, lo que supone un aumento del 3,6% frente al mismo mes de 2018. Por su parte, el canal de alquiladores experimenta una fuerte caída después de Semana Santa, ya que las 34.054 unidades matriculadas suponen un 11% menos que en el mismo mes del año anterior.

Ventas coches en mayo

Noemi Navas, directora de comunicación de ANFAC, señala que «las matriculaciones del mes de mayo vuelven a la senda descendente, como en los meses anteriores. La excepción de abril correspondía a la estacionalidad por compras de los alquiladores en la Semana Santa, efecto que este mes ya se ha desvanecido. El canal de particulares sigue cayendo, con la excepción del País Vasco, donde las ventas en este canal se han incrementado de nuevo por el impacto de su plan de achatarramiento, recién agotado».

«Los particulares quieren comprar, pero necesitan un signo de tranquilidad como estos estímulos a la compra, que les ayude a tomar la decisión u optarán por un vehículo de segunda mano de mucha antigüedad. Así, las ventas de vehículos de más de 20 años han subido casi un 8% cuando deberían estar achatarrados. Esperamos que, una vez atravesados los procesos electorales, entremos en un periodo largo de estabilidad política que de confianza y certidumbre a los consumidores y ayude a empujar de nuevo la demanda de vehículo nuevo«.