El primer modelo de la marca italiana

Lamborghini 350 GT: el coche con el que empezó todo

5 Lamborghini 350 GT: el coche con el que empezó todo
Fotos: Lamborghini 350 GT
Javier Arús
Javier Arús
Lamborghini se estrenó con un coche de motor V12, y menuda joya…

Si hubiera un premio para el coche de debut más impresionante de todos los tiempos, el Lamborghini 350 GT seguramente ganaría a todos los demás. Esta hermosa máquina fue el resultado de la bien documentada disputa de Ferruccio Lamborghini con Enzo Ferrari.

Movido por el descontento ante la escasa fiabilidad de su propio Ferrari y, posteriormente, picado por la contundente sugerencia de Enzo de que se guardara sus quejas para sí mismo y se dedicara a fabricar tractores, Lamborghini decidió construir su propio deportivo para poner de manifiesto las insuficiencias de Ferrari.

350GTV 0078 edited

Lo que ocurrió a continuación fue más que extraordinario. En un abrir y cerrar de ojos, Lamborghini reunió un equipo de primera, que incluía a diseñadores ex-Ferrari como Giotto Bizzarrini y Gian Paolo Dallara, quienes, junto con el brillante ingeniero Paolo Stanzani y el mecánico de carreras y piloto de pruebas neozelandés Bob Wallace, dirigirían el desarrollo del 350 GT, por no hablar del fantástico Miura que le siguió de cerca.

614578 edited

También encargó la construcción de una fábrica de última generación en Sant’Agata, lo que hoy es la sede de Lamborghini. La ambición era extraordinaria, pero fue la fe que Ferruccio invirtió en su joven equipo lo que te deja sin aliento de esta historia. Bizzarrini tenía más de 30 años, pero el resto apenas tenía 20 años. Y le devolvieron su fe con creces.

614590 edited

El primer resultado de su trabajo fue el coche que ves aquí. Elegante hasta la saciedad, pero construido en base a los principios de competición desarrollados por las mismas mentes que crearon el Ferrari el 250 GTO, este esbelto y seductor gran turismo era una máquina inmaculada y avanzada.

614593 edited

Diseñado y carrozado por el especialista Carrozzeria Touring, el 350 GT pesaba sólo 1.050 kg. Bajo el capó montaron un magnífico V12 de 3,5 litros totalmente nuevo. Con cuatro árboles de levas y seis carburadores, era un motor de carreras (los creativos de Lamborghini eran todos corredores de corazón), pero lo ajustaron a unos razonables 280 CV para hacerlo más civilizado y apropiado para rodar en la calle, objetivo al que contribuía una transmisión de cinco velocidades totalmente sincronizada. Estaba muy por delante del V12 de Ferrari de la época. De hecho, las evoluciones de este propulsor se extendieron durante las siguientes cinco décadas, hasta que el nuevo motor V12 del Aventador pasó finalmente la página.

614608 edited

Esta unidad en particular es el 350 GT chasis 0102. Dado que el chasis 0101 (el primer Lamborghini construido) se dio por perdido después de tener un accidente contra un camión mientras estaba en fase de desarrollo, este 0102 es el Lamborghini más antiguo que existe. Es un coche realmente fascinante.

Desde las insignias blancas, rojas y negras, que se utilizaban en los tractores de Lamborghini y que se aplicaron a los primeros 350 GT porque no se habían fabricado las nuevas insignias negras y doradas, hasta el precioso volante torneado a máquina «G Giunta», que se instaló en los primeros Lamborghini porque Enzo había dicho a sus proveedores (incluido Nardi) que si trabajaban con el fabricante de Sant’Agata dejarían de contar con el patrocinio de Ferrari.

614609 edited

Todavía en manos privadas, el valor del 0102 es difícil de imaginar. Algunas de las otras 120 unidades fabricadas se han vendido entre 275.000 y 650.000 euros. Realmente no parece demasiado para uno de los deportivos italianos más raros, con más clase y más trascendentales jamás fabricados.