Encuentros TT

XV Land Rover Party: Vuelve la fiesta

Land Rover Party
XV Land Rover Party: Vuelve la fiesta
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza
Les Comes ha vuelto a reunir a centenares de amantes del todoterreno en la Land Rover Party, en una decimoquinta edición en la que los nuevos modelos híbridos enchufables de la firma británica se han hecho con el protagonismo de uno de los pocos eventos que han demostrado ser capaces de sobrevivir a las vicisitudes de estos tiempos locos que nos ha tocado vivir.

Por decimoquinto año consecutivo, la finca de Les Comes, en Súria (Barcelona), ha vuelto a convertirse en una auténtica fiesta del todoterreno y de la aventura, con la participación de cientos de aficionados venidos de más de 10 países a este paraíso de la naturaleza y el todoterreno que, no por casualidad, es la sede de uno de los 28 centros Land Rover Experience repartidos por todo el planeta.

Si no has podido acudir a ninguno de estos eventos, es difícil transmitir no ya con palabras sino también con imágenes el ambiente que se genera en cada uno de los multitudinarios encuentros que se suceden año a año, eventos cuya celebración ni siquiera la situación generada por la pandemia de la Covid-19 ha sido capaz de impedir.

Ruta cero emisiones

Land Rover Party

Como de costumbre, el ambiente familiar y festivo volvió a reinar en una edición en la que la gran novedad la marcaban los recorridos de “cero emisiones” diseñados por Xavi Colomé, responsable del trazado del Dakar en sus últimas ediciones. Se trataba de dos recorridos a lo largo de los cuales se montaron varios paneles que promocionaban los nuevos modelos híbridos de la marca y que, paralelamente, ayudaban a eliminar parte del NOx emitido por los vehículos que realizaban los recorridos.

Para ello, los paneles habían sido tratados con dióxido de titanio, un compuesto químico empleado en la industria como pigmento blanqueante que cuenta con propiedades fotocatalíticas capaces de descomponer los NOx en nitratos y oxígeno, claramente más inocuos. Es algo parecido a lo que hacen las plantas mediante la fotosíntesis, transformando el CO2 en glucosa (para ellas) y oxígeno (para el medio ambiente) con la ayuda de la luz.

Aparte de estas dos rutas más asequibles, se diseñó una tercera ruta “cero emisiones” de dificultad superior para que los participantes con todoterrenos más preparados pudieran disfrutar también de esta iniciativa.

Setenta kilómetros de pistas

Land Rover Party

Como de costumbre, la gran variedad de recorridos todoterreno de la finca, perfectamente señalizados para recorrerse de forma segura en un sentido único y categorizados por su nivel de dificultad, era uno de los mayores alicientes del evento. En concreto, los asistentes pudieron exprimir las capacidades de sus Land Rover a lo largo de 70 kilómetros de pistas, y también se impartieron cursos de conducción todoterreno.

No obstante, este año la Zona Demo cobraba mayor protagonismo que nunca, ya que por una parte ofrecía la posibilidad de conducir el nuevo Defender, un vehículo aún desconocido para buena parte de los aficionados que está generando bastante curiosidad. Pero por otro lado, los nuevos modelos híbridos generaban una enorme curiosidad, y estuvieron entre los más solicitados para que los asistentes pudieran probarlos en las pistas off-road de Les Comes.

Supertrack

Land Rover Party Super Track

No obstante, aunque la Land Rover Party es un evento eminentemente participativo, el espectáculo puro y duro también tiene un gran peso. La Supertrack BFGoodrich, un circuito trialero extremo pensado para que los pilotos de los todoterrenos más preparados puedan demostrar sus habilidades y las capacidades de sus vehículos, volvió a contar con una gran cantidad de público que observaba las evoluciones de la docena de participantes que lucharon por la victoria en este escenario tanto el sábado como el domingo, afrontado un trazado de obstáculos naturales (piedras, tierra y agua) cuyo ganador obtenía una inscripción de fin de semana para la edición del próximo año.

No faltaron otras actividades como la Realidad Virtual, un circuito de RC Crawler (trial para todoterrenos teledirigidos), cursos de supervivencia, paseos en el autobús todoterreno de la finca, zona de acampada, un photocall extremo con un Land Rover levantado sobre troncos… 

Y como en anteriores ocasiones, las charlas del sábado por la tarde también lograron enganchar a muchos de los asistentes. Pico Zárate y Ellis Martín, participantes canarios de la edición de 1993 del Camel Trophy, fueron algunos de los tertulianos que este año relataron sus anécdotas a bordo de un Land Rover, jornada que se cerraba con un concierto del grupo Zaping.

Y así, un año más, los responsables del evento han vuelto a demostrarnos que no hay imposibles para los amantes del mundo del todoterreno y de la aventura, y ya están pensando en la decimosexta edición de esta auténtica fiesta de Land Rover, de esta auténtica fiesta del todoterreno.

Land Rover party

Un planeta lleno de experiencias

El centro Land Rover Experience de Les Comes forma parte de una red de 28 centros que se reparten a lo largo y ancho del planeta. Su objetivo es descubrir las verdaderas capacidades todoterreno de los vehículos tanto a sus propietarios como a aficionados en general a través de cursos y otras actividades.

El país con la mayor concentración de estas escuelas de formación todoterreno es, lógicamente, Reino Unido, con nueve centros diferentes, ubicados en Perthshire (Escocia), Skipton (Norte de Yorkshire), Liverpool, Cheshire, West Midlands (en la sede de Solihull), Market Harborough (al este de Inglaterra), Ledbury (a los pies del mítico Eastnor Castle), Bedfordshire (cerca de Londres) y Devon. Vamos, que si quieres hacer un curso de conducción oficial y vives en Reino Unido, no tienes excusas.

Land Rover Party

Aparte de Les Comes, Europa cuenta con seis centros más, ubicados en Austria, Bélgica, Alemania, Francia, Países Bajos e Italia. En esta región también se incluye el centro Land Rover Experience de Turquía, aunque no se cuentan los centros de Escandinavia (localizados en Finlandia y Dinamarca), que la firma británica considera una región aparte. Como curiosidad, tanto el centro Experience de Austria como el de Italia cuentan entre sus obstáculos naturales con parte de una calzada romana.

Hay cuatro centros más en Norteamérica. Tres de ellos se encuentran en EE.UU.: Carmel (California), Asheville (Carolina del Norte) y Manchester Village (Vermont)

También podrás dar un curso todoterreno a bordo de un Land Rover en la canadiense población de Montebello (Quebec), aunque probablemente, las heladas pendientes de las Green Mountains de Vermont sean el escenario más desafiante en esta región.

Los restantes Land Rover Experience Centres se localizan en Sudáfrica (Johannesburgo y Western Cape), China, Rusia y Baréin, justo junto al circuito de Fórmula 1 de Sakhir.

 

Land Rover Defender

0 Comentarios