El primer Land Rover: la leyenda de «Huey»

9 El primer Land Rover: la leyenda de «Huey»
Fotos del primer Land Rover de la historia
Pedro Berrio
Pedro Berrio
La leyenda siempre ha acompañado al mítico "Huey", apodo cariñoso (por su matrícula HUE 166) que pusieron en fábrica al primer prototipo Land Rover del que derivó la producción en serie. Una joya de la historia del automóvil.


Muchos piensan que «Huey» es el primer Land Rover producido en la cadena de montaje de Solihull. En realidad, forma parte de una serie de 48 ejemplares basados en el diseño definitivo y realizados en pre-serie entre marzo y junio de 1948, cuando por fin se puso en marcha la producción. «Huey» fue el primero de todos ellos.

Aquellos 48 vehículos eran todos diferentes, construidos de manera totalmente artesanal. Cada uno incorporaba pequeños cambios y mejoras con respecto al anterior. Todos tenían en común el chasis de largueros en acero galvanizado y los paneles de carrocería de aluminio, muy gruesos en los primeros y más finos y ligeros en los últimos.

Land Rover Series I

El motor y la caja de cambios de «Huey» procedían de un Rover P3 60 y la caja tránsfer era de un Jeep (los siguientes prototipos ya montaban una caja de aluminio y engranajes Rover; los ejes, modificados para servir tanto en la parte delantera como en la trasera, se tomaron de un Rover P2 y la suspensión era de ballestas; la tracción total permanente incorporaba un sistema de rueda libre delantera que se podía desconectar manualmente. «Huey» tenía el volante a la derecha, pero algunos de los prototipos que le sucedieron lo llevaban a la izquierda.

La razón es que esas unidades fueron sometidas a un duro proceso de pruebas en África, a cargo de representantes del Gobierno británico, con objeto de comprobar su fiabilidad en condiciones reales€ y realmente difíciles. Un terreno en el que se empezó a forjar la leyenda del Land Rover.

Muchos de aquellos 48 prototipos desaparecieron durante las pruebas, otros fueron destruidos y algunos se utilización como «donantes» para apoyar la producción en serie. Pero «Huey» nunca abandonó la fábrica de Solihull y el 17 de enero de 1949 fue finalmente matriculado, momento desde el cual luce orgulloso sus placas «HUE 166», de las que deriva su apodo.

Huey, Land Rover

Aunque desde Land Rover se asegura que «Huey» se ha mantenido absolutamente igual a como fue creado en 1948, lo cierto es que hay muchos especialistas que, analizando en detalle las fotografías de hace más de 60 años, aseguran que en algún momento se le han añadido piezas de producción.

En cualquier caso este Serie I es el Land Rover más famoso de la historia, de hecho no hay un lanzamiento de un nuevo modelo de la firma en el que «Huey» no esté presente, para recordar el origen y la evolución que ha experimentado el concepto del todoterreno en estos últimos 68 años.

Land Rover Series I, interior