Lotus E-R9: así imagina la firma británica el coche de competición del futuro

lotusenduranceracer20301
Lotus E-R9: así imagina la firma británica el coche de competición del futuro
J. Barker
J. Barker
El Lotus E-R9 combina un sistema de propulsión eléctrica con novedosas tecnologías como una geometría de suspensión variable o una aerodinámica activa como la que tienen los aviones de combate.


En torno al año 2030 podríamos estar viendo coches de competición completamente eléctricos en carreras de resistencia. En Lotus parecen percatarse de ello y han presentado el nuevo E-R9. Revelado como un estudio de diseño, este concept imagina cómo sería un coche de competición de resistencia, combinando un motor eléctrico con innovaciones como una geometría de suspensiones variable o la tecnología de la aerodinámica activa heredada de los cazas de combate.

Para desarrollar este coche, Lotus ha desplegado todo su saber hacer. Pero, ¿es realmente posible que podamos tener coches de resistencia eléctricos en tan solo nueve años? El pináculo actual de las carreras eléctricas, la Fórmula E, cuenta con monoplazas que dan vueltas en circuitos urbanos durante solo 45 minutos. La idea de que un eléctrico pueda ofrecer tiempos de vuelta similares a los actuales automóviles LMP1 durante 6, 8, 12 o 24 horas en circuitos parece exagerada.

lotusenduranceracer2030 4

No es, reconoce Louis Kerr, ingeniero principal del Lotus Evija, un hipercoche eléctrico. «Si observas la tendencia en términos de tecnología de baterías, verás que la densidad de energía y la densidad de potencia aumentan en múltiplos año tras año», explica Kerr. «Para 2030, tendremos baterías de celdas mixtas que brindarán lo mejor de ambos mundos: energía de celdas de alta potencia y rango de celdas de alta energía».

Los paquetes de baterías se adaptarán a cada pista, dice, proporcionando la combinación correcta de potencia y autonomía, mientras que las paradas en boxes para recargar no tardarán más que las paradas en boxes para combustible en el WEC: alrededor de 12 segundos. «Podemos cargar completamente la batería del Evija en menos de nueve minutos con la tecnología actual, y eso que es con una batería muy grande; no tendrías una tan grande para un coche de carreras». La conservación y recuperación de energía son fundamentales para el rendimiento y la autonomía del E-R9. Un automóvil de carreras puede recuperar más energía que un automóvil de carretera porque frena a 2 o 3G, dice Kerr, mientras que las mejoras en la tecnología del motor que permiten que la energía se disperse más rápido para una mayor aceleración también pueden recolectar energía más rápido: «Podemos recuperar más de lo que normalmente sería energía desperdiciada».

Cuatro motores

lotusenduranceracer2030 2

El Lotus E-R9 contará con cuatro motores eléctricos, lo que le proporcionará tracción total. Esto permitirá una vectorización del par mucho más efectiva en comparación con un coche con motor de combustión.

Debido a que cada rueda tiene su propio motor independiente, el tiempo para reaccionar y aplicar diferentes pares, positivos o negativos, es casi instantáneo, dice Kerr. «Este control directo de cada rueda y, por lo tanto, también las funciones de control de tracción y control de estabilidad, permitirán que el E-R9 pueda mantenerse en el límite de agarre. La vectorización del par sería totalmente ajustable por el piloto. No queremos que el software se haga cargo por encima de la respuesta del piloto».

En cuanto a la parte ciclo, el Lotus E-R9 traerá consigo un sistema de geometría de suspensiones adaptativa. «Para tener un coche bien equilibrado, se necesita cierta convergencia y ángulo de inclinación de las ruedas, pero no es necesario en línea recta porque crea resistencia. La solución es el control automático de la geometría para brindar la respuesta dinámica y el equilibrio deseados en cualquier situación».

Aerodinámica inspirada en los jets a reacción

lotusenduranceracer2030 3

La aerodinámica activa y adaptativa del E-R9 es de un tipo nunca antes visto en un coche de carreras, y utiliza superficies cambiantes (paneles de carrocería que pueden cambiar su tamaño y orientación) para adaptarse a las necesidades del momento. También tiene alas que aumentan la fuerza en las curvas no de la manera convencional, sino generando fuerza de giro como en un avión.

«Este concept es como un avión de combate muy pegado al suelo. Es una combinación de automóvil y avión», explica Richard Hill, jefe de aerodinámica de Lotus. «Superficies enteras podrán transformarse, podrán expandirse y crecer y cambiar de actitud hacia el flujo de aire localmente, de acuerdo con las presiones monitorizadas. El concepto en el que debe pensar es que nada es fijo».

Estas ideas no son un vuelo de fantasía, dice Hill: «Hemos extrapolado un poco al futuro, pero este estudio incorpora tecnologías que esperamos desarrollar y que sean prácticas. Se trata de reinventar lo que se puede hacer si las limitaciones no existen. Nada de lo que estamos hablando es inalcanzable. Esto no es ficción. En algunos aspectos, es posible que ni siquiera estemos previendo lo suficiente», sentenció.

Los coches de resistencia eléctricos que pueden igualar la autonomía y el ritmo de los LMP actuales bien pueden ser una realidad para el 2030, pero cualquier fanático de las carreras de resistencia te dirá que aún quedaría una cuestión pendiente. Una parte importante de la atmósfera y el atractivo de las carreras de 24 horas es escuchar el sonido característico de varios coches aullando a lo largo de la recta de Mulsanne o por Eau Rouge…