¿Te vas de vacaciones? Esto es lo que debes revisar en tu coche

istock 6
¿Te vas de vacaciones? Esto es lo que debes revisar en tu coche
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Revisar el coche antes de emprender cualquier viaje es un hábito que pocos conductores cumplen, pero que es muy importante porque puede salvarte de sufrir algún incidente. Y no es necesario que seas un erudito de la mecánica para hacerlo tú mismo. En apenas 10 minutos, podrás verificar que los principales elementos de tu vehículo se hallan en buen estado... o que no. Aquí te los resumimos en 10 puntos.

1.-Aceite del motor

Aceite del motor

Recuerda siempre comprobarlo con el motor frío y el coche en llano, ya que de lo contrario obtendrás una lectura errónea. Extrae la varilla de medición y comprueba que el nivel de aceite está entre las dos marcas de mínimo y máximo. Si falta aceite, rellénalo con uno de la misma viscosidad que el que le pusieron al coche en la última revisión -por ejemplo, 0W40, 5W30…-.

Aceite del motor: ¿cuándo hay que cambiarlo?

2.- Nivel de anticongelante

Anticongelante

Este depósito suele ser transparente para poder ver el nivel de anticongelante sin necesidad de abrirlo. Verifica que está entre los niveles de mínimo y máximo y, en caso de que no, rellénalo. ¡Ojo! Si te ves obligado a abrirlo ya sea porque no ves el nivel de llenado o porque necesitas añadir un poco, nunca lo hagas con el motor caliente, pues por la presión que contiene el líquido saldría disparado y podría quemarte.

Cómo cambiar el anticongelante de tu coche

3.- Líquido de frenos

Líquido de frenos

Uno de los grandes olvidados. Este pequeño recipiente también es transparente y cuenta con marcas de medición. Es raro que tengas que rellenarlo, pero en caso de que sea necesario, hazlo siempre con el mismo líquido que lleve el coche -DOT4, DOT5…-. Lo normal es que según las pastillas se vayan desgastando, el nivel baje un poquito.

Por qué hay que cambiar el líquido de frenos

4.- Líquido limpiaparabrisas

Este depósito no suele tener marcas de medición. Lo mejor es llevarlo siempre lleno hasta arriba y no rellenarlo con agua, ya que la cal podría obstruir el sistema. Compensa llevarlo siempre lleno, pues una garrafa de 5 litros de líquido limpiaparabrisas es muy barata: unos 2,5 euros.

5.- Luces

Luces

En parado, comprueba que todas las luces funcionan. Para las de freno, puedes ayudarte de una pared, colocando el coche justo delante y pisando el pedal para que las luces se reflejen en ella. Y ojo, porque además llevar una luz fundida puede ser sancionado con 200 euros.

Cómo han evolucionado las luces de los coches

6.- Frenos

Además de verificar el nivel del líquido como hemos comentado previamente, es bueno comprobar el desgaste de los discos y pastillas. En los coches con llantas de radios es fácil. Simplemente, observa que el disco no presenta grietas o un escalón excesivo en el borde. En cuanto a las pastillas, constata que al menos tienen 4 mm de espesor, cosa que es fácil de ver introduciendo una linterna entre los radios de la llanta (la del teléfono móvil suele servir). Son fáciles de identificar: son el elemento que, sujeto por la pinza, está en contacto con la superficie del disco de freno. Si las llantas de tu coche no te permiten visualizar los frenos, inspeccionarlos es más engorroso, pues necesitarás levantar el coche y quitar la rueda.

Discos y pastillas de freno: cuándo hay que cambiarlos

7.- Amortiguadores

amortiguadores

Es más complicado verificar su estado, aunque puedes comprobar que visualmente no presenten fugas. En marcha, pasa por un badén a unos 30 km/h y, si están en buen estado, deberían completar un único juego de compresión-extensión. Si rebotan más de una vez, es el momento de ir pensando en cambiarlos.

Amortiguadores: ¿merece la pena retrasar su sustitución?

8.- Neumáticos

Neumáticos

Por un lado, gira las ruedas hacia un lado y comprueba visualmente que la banda de rodadura no tiene un desgaste irregular o excesivo -la mínima profundidad de surcos que deben tener es de 1,6 mm-. También verifica que los flancos de los neumáticos no presentan abombamientos, grietas o roturas. Por otro, es totalmente esencial ajustar las presiones de los neumáticos como recomiende el fabricante del vehículo. La mayoría de gasolineras disponen de un compresor de aire para tal fin. Por cierto, más allá de tu seguridad, llevar neumáticos desgastados es motivo de multa: 200 euros… por cada uno de ellos.

Cuándo hay que cambiar los neumáticos del coche

9.- Limpiaparabrisas

Escobillas

Tan baratos que, aunque en verano no los usarás mucho, no merece la pena llevarlos en mal estado, ya que una pareja cuesta entre 15 y 30 euros. Acciona el agua de los limpiaparabrisas y comprueba que estos la retiran con eficacia, es decir, sin dejar surcos o escalones.

Cómo revisar las escobillas limpiaparabrisas

10.- Rueda de repuesto

rueda de repuesto

Esta gran olvidada puede sacarte de un apuro. Examina que su presión de inflado sea la correcta. Si, por el contrario, tu coche dispone de un kit antipinchazos, verifica que el bote de líquido no esté caducado, cosa que suele suceder tras entre 3 y 5 años desde la fecha de su fabricación.