Mazda CX-30: estos serán sus motores

25 Mazda CX-30: estos serán sus motores
Nuevas fotos del Mazda CX-30
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz


Mazda está a punto de lanzar su nuevo SUV de tamaño medio, el Mazda CX-30 que, siguiendo los pasos del recién estrenado Mazda3, llegará con tres motores que se adaptarán a todas las necesidades. Te contamos cuáles son.

Después de lanzar la cuarta generación del Mazda3, primero con carrocería hatcback de cinco puertas y luego en versión sedán de cuatro, la marca japonesa está preparando el aterrizaje en los concesionarios de su nuevo SUV de tamaño medio. Hablamos del Mazda CX-30, un todocamino que, con sus 4,40 metros de largo, se posiciona entre el Mazda CX-3 y el Mazda CX-5.

¿Por qué Kia apuesta por los coches híbridos y eléctricos?

Mazda CX-30

Su presentación oficial tuvo lugar en el Salón de Ginebra, en marzo y, desde entonces, el fabricante nipón ha ido desvelando algunos detalles de su nuevo todocamino. De hecho, durante el Automobile de Barcelona conocimos su precio de partida, que se sitúa en los 27.575 euros, es decir, 6.930 euros más que la versión de acceso del Mazda CX-3 y 525 euros menos que el Mazda CX-5 básico. La oferta mecánica, sin embargo, no estaba confirmada, pero ya sabemos qué motores podrán esconderse bajo el capó del CX-30 y lo cierto es que no hay sorpresas.

Dos gasolina y un diésel

Mazda CX-30

Como esperábamos, los futuros conductores del Mazda CX-30 podrán optar por los mismos propulsores que forman la gama de motores del Mazda3. De esta forma, ambos modelos compartirán, además de la plataforma Skyactiv-Vehicle Architecture, el bloque de gasolina 2.0 Skyactiv-G de 122 CV, el diésel 1.8 Skyactiv-D de 118 CV y el novedoso Skyactiv-X de 181 CV que estrenará a lo largo de los próximos días el Mazda3.

Mazda CX-30

El Mazda CX-30 2.0 Skyactiv-G atmosférico de 122 CV con tecnología micro híbrida –MHEV– y la etiqueta ECO de la DGT se podrá asociar a un cambio manual de seis velocidades y a uno automático de convertidor de par con las mismas relaciones; en los dos casos, podrá combinarse con la tracción delantera o con un sistema de tracción total denominado i-Activ AWD. Si hablamos de consumos, el Skyactiv-G homologa una media de 6,2 l/100 km, si bien con la tracción total y el cambio automático pasa a ser de 7,3 l/100 km.

Mazda CX-30

El Mazda CX-30 1.8 Skyactiv-D desarrolla 118 CV gracias a un turbocompresor y presenta la misma combinación que la versión de gasolina, por lo que también podrá ligarse a un cambio manual de seis velocidades o a uno automático de seis marchas, en los dos casos con la posibilidad de elegir entre la tracción delantera y la tracción total. Con esta mecánica diésel, el SUV japonés será más frugal y, según el ciclo WLTP, registrará medias de 5,1 l/100 km en el mejor de los casos y de 6,6 l/100 km con el cambio automático y la tracción total.

Precios de modelos Mazda con descuento

De momento, Mazda no ha desvelado detalles técnicos del CX-30 Skyactiv-X, pero sí ha confirmado que, además de contar con la tecnología Mild-Hybrid y el distintivo ECO de la DGT, se podrá asociar a un cambio manual de seis velocidades y a uno automático de seis marchas.

De igual manera que el resto de motorizaciones, también estará disponible con tracción delantera y con un sistema de tracción total. Sea como sea, el principal reclamo de esta mecánica es que, según Mazda, tendrá el rendimiento de un gasolina y el consumo de un diésel. Muy pronto lo comprobaremos.

 

Mazda CX-30