Vídeo: Prueba del Mazda CX-5 2.0 Skyactiv-G 2022

36 Vídeo: Prueba del Mazda CX-5 2.0 Skyactiv-G 2022
Prueba Mazda CX-5
Álvaro Sauras
Álvaro Sauras
El Mazda CX-5 se renueva, incorporando nuevos acabados y retoques de diseño.

El Mazda CX-5 siempre ha sido un modelo habitual en las quinielas de coches comprables de Autofácil, especialmente en su versión más razonable, dotada de un motor 2.0 de gasolina de 165 CV y cambio manual de seis velocidades.

Los motivos son unas dimensiones exteriores contenidas, un diseño elegante (desde el restyling de 2017), una buena habitabilidad y relación precio-equipamiento, unas prestaciones y acabados adecuados y una puesta a punto del chasis en la que se nota que se ha puesto mimo, con una dirección precisa y un cambio con un tacto agradable y que resulta preferible a la alternativa automática, también de seis velocidades.

En resumen, su planteamiento es el mismo que el de cualquier otro Mazda: un modelo al nivel de las marcas premium a un precio más asequible y sensiblemente más refinado que sus alternativas generalistas.

Respecto a esas cualidades, el restyling que acaba de recibir aporta un diseño más actual y sofisticado. Hay algunos cambios estéticos, como los del diseño del frontal, o unos pasos de rueda grises, los detalles en verde lima y la pintura gris zafiro del acabado Newground que hemos probado. También han mejorado los asientos (aunque es justo decir que los de antes ya eran cómodos).

Mazda CX-5 Newground

La gama

El Mazda 2.0 Skyactiv-G CX-5 monta un cambio manual aunque, opcionalmente, se ofrece cambio automático de seis velocidades. Asimismo, el cliente también puede optar a que su CX-5 tenga tracción a las cuatro ruedas.

Esta versión, con el mencionado motor 2.0 de 165 CV, tiene un precio oficial de 30.900 euros, mientras que la versión 2.5 de 194 CV asciende a los 39.700 euros. En diésel, este Mazda está disponible con un bloque de 2.2 con dos potencias: 150 CV (33.900 euros) y 184 CV (37.700 euros). Todos los precios hacen referencia al acabado básico Origin, salvo el de la versión gasolina de 194 CV, disponible a partir del acabado Newground.

Por dentro, con el debido cariño

Mazda-cx5-skyactiv

Los pespuntes y detalles en color lima son lo primero que llama la atención en un interior bien rematado, con buenos materiales y dotado de una ergonomía correcta. Los nuevos asientos, tapizados de símil cuero y piel vuelta sintética, sujetan el cuerpo bastante bien, y son confortables. Detrás, hay espacio suficiente para que dos personas viajen de manera cómoda, y el maletero es grande; tiene 522 litros y una bandeja con doble cara que se puede ubicar a dos alturas.

Si detestas los mandos táctiles difíciles y peligrosos de usar en marcha el Mazda CX-5 te va a encantar, porque la pantalla se maneja a través de un mando giratorio denominado HMI (Human Machine Interface), con el cual aumenta la ergonomía y la seguridad durante la conducción.

En marcha: cómodo y agradable de conducir

Mazda CX-5 Newground

El Mazda CX-5 es confortable y agradable de conducir. Tanto el cambio, como la dirección, ofrecen un reconfortante grado de precisión, el tacto de la suspensión es conectado (sin llegar a resultar incómodo) y los movimientos de la carrocería están bien contenidos.

El motor 2.0 Skyactiv-G es atmosférico y ofrece un buen rendimiento y, sobre todo, un consumo contenido mientras se realice una conducción tranquila. Entrega lo mejor entre las 4.000 y 6.000 rpm, una horquilla en la que se muestra un poco más vivaz y ruidoso. Las prestaciones son decentes (ideales para un uso familiar), y seguro que la fiabilidad es elevada.

No se echan en falta asistentes a la conducción. De serie, este acabado Newground que hemos probado incorpora numerosos sistemas de seguridad activa que Mazda denomina i-ACTIVSENSE, como el detector de tráfico trasero (RCTA), el control de ángulo muerto (BSM), los faros delanteros direccionales (AFS) o el Head up Display proyectado.

mazda cx 5 skyactiv d newground 61

Ficha técnica del Mazda CX-5 2.0 Skyactiv-G 2022

  • Motor: Gasolina, 4 cilindros atmosférico, 1.998 cm3
  • Potencia máxima: 165 CV (121 kW) a 6.000 rpm
  • Par motor: 213 Nm a 4.000 rpm
  • Tracción: A las ruedas delanteras
  • Cambio: Manual de 6 velocidades
  • Velocidad máxima: 201 km/h
  • Aceleración 0-100 km/h: 10,5 segundos
  • Consumo medio: 6,8 L/100 km
  • Emisiones CO2: 153 gramos/km

Veredicto

El renovado Mazda 2.0 Skyactiv-G CX-5 es un coche ‘honesto’, que ofrece un grado de refinamiento superior al de sus rivales generalistas, pero sin la elevada tarifa de las alternativas premium. Destacamos como puntos positivos la relación calidad/precio/equipamiento y el tacto cuidado, y como negativos sus prestaciones algo justas y la ausencia de etiqueta Eco. Es, en definitiva, un modelo bastante recomendable.

 

Mazda CX-5

0 Comentarios