Se irá incorporando a los modelos de la gama.

Mazda GVC: un innovador control electrónico de chasis

gama mazda
Mazda GVC: un innovador control electrónico de chasis
Pablo Gutiérrez
Pablo Gutiérrez
Mazda lanza un nuevo sistema con el que pretende mejorar el comportamiento dinámico de sus vehículos.


Mazda sigue su propio camino diferenciándose de otras marcas del sector, tal y como lo hizo al presentar su gama de motores de elevada cilindrada Skyactiv, con el objetivo de conseguir unos consumos muy ajustados, apartándose de la moda del denominado «downsizing» consistente en incorporar motores miniaturizados de pequeñas cilindradas.

Ahora nos presenta el innovador GVC «G-Vectoring Control», que viene a ser un sistema electrónico que se encarga de emular la función de un control vectorial de par, pero con un funcionamiento diferente del que vemos en otros competidores. Este nuevo dispositivo de la marca japonesa trata de optimizar la adherencia de las ruedas delanteras del vehículo de forma suave y progresiva, controlando constantemente los movimientos de la dirección y las denominadas fuerzas «G»  que tiene que soportar, ayudando a mantener la trayectoria y mejorando el comportamiento, tanto en recta como en curva.

En vez de utilizar el sistema habitual en otros fabricantes que se encarga de frenar las ruedas del vehículo de forma individual para mejorar la agilidad, el sistema GVC realiza pequeños cambios en el par motor que llega a las ruedas, optimizando la carga vertical de la zona de contacto del neumático y por tanto aumentando la adherencia, mientras que ayuda a reducir las fuerzas laterales que soportan los pasajeros dentro del vehículo.

Este dispositivo también pretende actuar de manera más eficaz en pavimentos con baja adherencia y a su vez ser imperceptible en su actuación para el conductor, procurando una conducción más fluida y natural, con una reducción importante de la fatiga sobre el conductor, contribuyendo a un manejo más confortable y relajado ya que los movimientos sobre el volante son más reducidos, disminuyendo posibles correcciones sobre la dirección.

Asimismo, el coste de implementarlo en sus modelos no será muy elevado y ha de llegar poco a poco a los modelos de la marca (Mazda 2, Mazda 3, Mazda 6, Mazda MX-5, Mazda CX-3 y Mazda CX-5 , sin confirmación oficial por el momento sobre las fechas exactas de comercialización ni los primeros modelos en estrenarlo.

Todo esto no termina aquí, ya que los nuevos Mazda estrenarán unos asientos delanteros específicos que reducirán los puntos de presión sobre el cuerpo de los ocupantes manteniendo  una sujeción óptima. Asimismo, los ingenieros japoneses prometen una postura de conducción mejorada con especial atención en la amplitud de movimientos y la distancia a los pedales, para centrarse en el placer y confort de conducción.
 

Vídeo del Mazda GVC