Mercedes-AMG GT R Black Series: el más salvaje, al descubierto

12 Mercedes-AMG GT R Black Series: el más salvaje, al descubierto
Fotos espía del Mercedes-AMG GT R Black Series
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz

La gama más deportiva de Mercedes vuelve de la mano del Mercedes-AMG GT R Black Series, una variante vitaminada del supercar alemán que ya se está poniendo a punto en el circuito de Nürburgring y sus alrededores.


Han pasado varios años desde el lanzamiento del último Mercedes Black Series –en 2013 con el SLS Black Series– y en Affalterbach consideran que ha llegado el momento de recuperar uno de sus apellidos más icónicos. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que con el AMG GT R? Pues bien, eso es lo que indican las imágenes captadas por nuestros fotógrafos espías de CarPix.

Mercedes-AMG GT R Black Series

Y es que, a través de sus cámaras tuvieron la oportunidad de captar un Mercedes-AMG GT R vestido con traje de camuflaje y decorado con un vinilo de camuflaje que oculta nuevos rasgos de diseño, como las enormes tomas de aire del capó, un alerón trasero fijo ligeramente diferente al del modelo que ya conocemos y un difusor trasero que también parece distinto.

Mercedes-AMG GT R Black Series

De momento, no podemos decir mucho más de este AMG GT R con doble ración de esteroides, salvo que se espera que vea la luz a lo largo de 2020 para despedir por todo lo alto a la primera generación de este deportivo que se puso a la venta en 2014. Cuando llegue, completará la gama formada por el AMG GT, el GT S, el GT C y el GT R, todos ellos disponibles en formato coupé y descapotable.

Mercedes-AMG GT R Black Series

Bajo su largo capó esconderá un motor V8 que debería superar la cifra de potencia del bloque que emplea el GT R, es decir, los 585 CV, por lo que estaríamos hablando de más de 600 CV y más de 700 Nm de par. Gracias a ello, superará los 320 km/h de velocidad máxima y podrá acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos.

Mercedes-AMG GT R Black Series

Además de incrementar la potencia del V8 biturbo de 4.0 litros, tendrá una puesta a punto específica en la que no faltarán los frenos de disco carbocerámicos o un tren de rodaje preparado para rodar a fondo en cualquier situación, incluso en el Infierno Verde donde ya rueda la unidad de pruebas, así como en los alrededores del circuito alemán. Por otro lado, debería pesar menos y no se descarta que utilice la misma jaula de seguridad que se ofrece para la serie limitada AMG GT R Pro.

 

Mercedes-Benz AMG GT